¿Por qué no me sienta bien la quinoa si se trata de un superalimento?

·2 min de lectura
Photo credit: Westend61 - Getty Images
Photo credit: Westend61 - Getty Images

En los últimos años las recetas de quinoa han invadido las revistas y los feeds de Instagram porque su aterrizaje en el mundo culinario llegó para diversificar nuestros platos y facilitarnos la vida un poquito más. Uno de los superalimentos más famosos cuyo sencillo cocinado y versatilidad hace que lo mismo sirva para platos fríos que calientes, para ensaladas que para salteados de verduras.

Sin embargo y desafortunadamente no todas las personas pueden disfrutar de las propiedades nutricionales y gastronómicas que ofrece este alimento. Uno de los perfiles que peor tolerancia presentan a la quinoa son los hombres y mujeres con un problema de malabsorción de hidratos de carbono.

Pero, antes de seguir, conviene dar respuesta a una pregunta clave en esta historia: ¿Qué es la malabsorción intestinal por azúcares? Las personas que presentan un síndrome de malabsorción intestinal producido por la ingesta de hidratos de carbono son aquellas cuyo sistema digestivo no procesa de forma adecuada este tipo de alimento y que, por ende, sufren la sintomatología asociada a esta problemática.

¿Qué síntomas pueden aparecer si tomo quinoa?

Aunque la quinoa es un hidrato de carbono que presenta un índice glucémico muy bajo, es decir, uno de los que no aumentan mucho los niveles de glucosa en sangre y que promueven un mejor control de la liberación de insulina, los pacientes diagnosticados con malabsorción pueden presentar diarrea, distensión abdominal o digestiones pesadas tras su consumo.

Photo credit: Anupong Thongchan / EyeEm - Getty Images
Photo credit: Anupong Thongchan / EyeEm - Getty Images

Estos síntomas, en términos generales, no van de la mano de un daño intestinal como sí es lo que ocurre con las personas celiacas cuando comen gluten. Simplemente, se trata de una reacción del cuerpo ante un alimento que no es capaz de digerir de forma adecuada. Así, es frecuente que las personas que presentan este problema digestivo vean en sus heces la propia quinoa sin procesar.

Las saponinas, la otra causa de malestar intestinal

Las saponinas son las sustancias químicas encargadas de recubrir el grano de quinoa para proteger la planta de los ataques de hongos e insectos. Digamos que son una especie de pesticida natural que produce la planta de la quinoa para garantizar su bienestar.

Precisamente por esta razón, se trata de unas sustancias que contienen toxinas que, aunque no son peligrosas como para producir una intoxicación alimenticia sí pueden generar irritación en algunas personas, llegando a provocar inflamación intestinal.

De hecho, tras varias evidencias en este aspecto, un estudio realizado por la escuela de medicina de la Universidad de Wollongong en Australia, demostró en un ensayo con pollos y ratas que, después de seguir una alimentación rica en las saponinas que contiene la quinoa, los animales lograban mantener su peso a raya a costa de gracias a que las saponinas lograban aumentar la producción de hormonas que activan la sensación de saciedad.

Y he aquí precisamente donde reside el problema. En algunos organismos, estas hormonas además de dejarles saciados, tenían la capacidad interferir en la funcionalidad intestinal y la absorción de algunos nutrientes.