Sienna Miller coincide con el mismo vestido que otra actriz en la alfombra roja

·2 min de lectura
Photo credit: David M. Benett - Getty Images
Photo credit: David M. Benett - Getty Images

El estreno de Anatomía de un escándalo en Netflix hace unos meses volvió a situar a Sienna Miller en los titulares de las revistas de moda gracias al impecable estilo del que hace gala su personaje. Y aunque es cierto que el armario de Sophie Whitehouse nos creó muchas necesidades, el de la propia actriz no se queda atrás. La que fuera reina del estilo boho chic en los 2000 ha ido evolucionando hasta convertirse en uno de los iconos estilísticos incontestables de Hollywood. ¿La última prueba? Su aparición en el estreno de la serie The Sandman (Netflix) en Londres.

Miller eligió para la ocasión un vestido de punto de la firma Self-Portrait teñido de un favorecedor azul empolvado y que destacaba por sus espectaculares mangas acampanadas y su escote en forma de lazada con una estratégica abertura bajo el pecho. Sin embargo, lo más llamativo de su aparición fue la coincidencia que protagonizó. La actriz irlandesa Niamh Walsh, un rostro habitual en la televisión británica que hasta el momento no ha despuntado a nivel internacional, eligió el mismo diseño que Sienna Miller. La única diferencia entre ambas radicaba en el color del vestido, que en el caso de Walsh era negro.

Photo credit: Getty
Photo credit: Getty

La coincidencia no quedó plasmada en imágenes, ya que mientras que Walsh forma parte del reparto de la serie, Miller asistió como una invitada a la premiere y no posaron juntas en la clásica foto de familia, pero confirma que, como todo hijo de vecino, a veces las celebrities y sus estilistas también parecen ponerse de acuerdo.

Este verano la reina Letizia llevó el mismo vestido blanco y negro de Mango que la abogada Inmaculada Vivas, una de las premiadas en el acto que presidía Doña Letizia y hace unos días volvió a ocurrir una anécdota similar en las calles de Nueva York. La actriz Jennifer Lawrence se cruzó con otra transeúnte que llevaba el mismo vestido que ella firmado por La Garçonne y, lejos de cruzarse de acera o torcer el gesto, ambas quedaron retratadas por los paparazzis riéndose de la situación. Porque hace tiempo que llevar el mismo vestido que otra mujer en la sala –o en la calle– dejó de ser un drama.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente