Siderland: "Cantar en catalán en Eurovisión tiene un punto épico e histórico"

Javier Herrero.

Madrid, 18 ene (EFE).- El trío Siderland competirá entre los 18 aspirantes del segundo Benidorm Fest por lograr una gesta que ni Joan Manuel Serrat logró llevar a cabo hace más de 50 años con el "La, la, la": que España lleve por primera vez en la historia como su representante a Eurovisión una canción en catalán.

"Eso es muy fuerte. Nos lo dice todo el mundo y el referente es abrumador. Que tantos años después exista esa posibilidad le da a lo que estamos haciendo un punto épico y casi histórico", reconoce a EFE Uri Plana, uno de los miembros de este grupo barcelonés que completan Albert Sort y Andreu Manyós.

Amigos desde los 15 años, llevan otros 15 tocando juntos, primero como "un grupo de rock adolescente más macarra", y a partir de 2018 con una música "más madura" y una cualidad innegablemente nocturna, optimista y "sideral" que les llevó a alumbrar otro proyecto, Siderland, siempre cantando en catalán.

"Es la forma que tenemos de hacer música. Siempre lo hemos hecho así y, si nos presentábamos, sabíamos que no haríamos nada que no nos representara", alega Plana tras confesar la "responsabilidad y respeto" que conlleva ser pioneros en ese sentido en el festival.

No sería la primera vez que Eurovisión oyera cantar en catalán (ya lo hizo Andorra durante sus participaciones en la primera década de este siglo, entre otros, con Gisela), pero aún así no deja de ser noticiosa la ausencia de propuestas en otras lenguas en la trayectoria de RTVE en el concurso... hasta que apareció Benidorm Fest.

Las bases de esta preselección recogían esta posibilidad y fue cuando Siderland se liaron la manta a la cabeza y decidieron presentarse haciendo caso a los seguidores de Twitter que les insistían que "sonaban a Eurovisión".

"En la primera edición nos quedamos a las puertas y ya fue una sorpresa", reconoce Plana sobre su intento inicial con la canción "Tragèdia o Calor", una de las que formaban parte de su entonces recién publicado primer álbum, "Totes Les Nits del Món" (U98 Music).

A partir de esa experiencia y tras descubrir "la magnitud del festival", volvieron a presentarse a la segunda edición, pero esta vez con un tema compuesto específicamente para la ocasión, "Que Esclati Tot" (Que todo estalle, en castellano).

"Siempre hemos tenido ese referente del EDM, la música anglosajona de baile, y este tema mantiene esa esencia, pero con más energía aún y una percusión más agresiva, como si todo lo hubiésemos hecho más extremo", explica el músico.

Su composición fue un proceso rápido, cuenta, especialmente una vez que encontraron su bombástica intro (con ese "uo-ooooh" que parece extraída de la BSO de "El gran showman") y que se repite luego dentro del tema.

"Para un grupo modesto como el nuestro, la acogida ha sido abrumadora por la cantidad de fans que hemos sumado, gente de todo el mundo, hasta de Guatemala", señala orgulloso tras cosechar en menos de un mes casi tantas reproducciones como su canción de mayor éxito hasta el momento, "Només Vull Amor", lanzado en 2021.

Como banda de escenario y conciertos al uso, para su presentación en Benidorm Fest han querido rodearse de profesionales del mundo de la televisión y del cine bajo la dirección de Daniel Anglès para idear algo que se adapte a su idiosincrasia, sin artificios súbitos.

"No somos Chanel y quedaría raro meter bailarines, así que de algún modo estamos viendo cómo sorprender sin dejar de ser nosotros", anticipa Plana sobre una propuesta con la que, haciendo bueno su título, piensan "poner el escenario patas arriba".

Ahora solo queda esperar si, como sucediera en 2022 con ese "Terra" en gallego de Tanxugueiras, Siderland concita también un fuerte apoyo en el televoto por parte de los catalanoparlantes. "Nos encantaría que se volcaran todos aquellos a quienes les haga ilusión que un tema en catalán vaya a Eurovisión", apostilla.

(c) Agencia EFE