Si quieres sentirte feliz prepara esta bebida

La felicidad siempre se oculta en las pequeñas cosas y Gipsy Chef lo sabe bien. Si quieres que la felicidad y el buen rollo te invadan solo tienes que dedicar diez minutos de tu vida a preparar esta deliciosa bebida invernal que te cambia el estado de ánimo.

La bebida de la felicidad. Foto vía https://www.facebook.com/MrGipsyChef

En su perfil de Facebook, Mr. Gipsy Chef, un cocinero que se define a sí mismo como canalla, atrevido y rebelde, nos desvela la receta de la felicidad, ¡y sólo necesitas una cafetera y esta corta lista de especiales ingredientes:

  • Leche de coco y leche de soja
  • Una peladura de naranja
  • Dos ‘estrellas’ de anís estrellado
  • Tres cabezas de clavo
  • Una rama de canela
  • Tres cucharadas de azúcar moreno
  • Té (negro, verde, rojo, ¡a tu elección!)
  • Una tableta de chocolate negro

El vídeo que te adjunto te mostrará el paso a paso para preparar la deliciosa bebida y es que, con total sinceridad, el chef empieza la grabación diciendo: “He tenido un día de mierda, estoy jodido”. Pero, en vez de quedarse sentado a pensar y pensar, se prepara ‘la receta de la felicidad’ y su estado de ánimo cambia casi al instante.

Para la preparación:

En la cafetera de toda la vida, quitas el filtro y, donde iría el agua, pones leche de coco y leche de soja a partes iguales.

Dentro de la leche vegetal, metes una peladura de naranja, tres cabezas de clavo, una rama de canela, dos de anís estrellado y tres cucharadas de azúcar moreno.

Luego le pones el filtro y, en lugar de café, ¡le pones té! En el vídeo él le echa dos bolsitas, pero si lo tienes a granel, no hace falta que llenes el filtro, con la mitad basta.

Cierras la cafetera y la pones al fuego.

Mientras el té de la felicidad se prepara al fuego, coges un vaso y le echas dos cucharadas generosas de cacao negro o, en su caso, de tableta de chocolate desmenuzada.

Cuando el té haya subido, lo rocías por encima del chocolate y se deshará dentro del vaso, dejas enfriar un poquito, remueves súper bien, ¡y listo para ser feliz!

Doy fe habiendo probado esta maravillosa y especiada receta y, sólo el hecho de enfocarte en prepararla con mimo y el olor y calorcito que desprende, ya te cambia el estado de ánimo. A mí, cocinarla y tomarla me hizo feliz, ¿vas a probarla tu también? ¡Te la recomiendo!