Si no oyes un 'clic' estás usando mal el inhalador

Errores comunes cuando padeces asma

No seguir las instrucciones al momento de sufrir los síntomas puede incrementar daños mucho más graves. (Foto: Getty)
No seguir las instrucciones al momento de sufrir los síntomas puede incrementar daños mucho más graves. (Foto: Getty)

El asma y la EPOC son las dos enfermedades respiratorias más prevalentes en la actualidad. Por un lado, el asma es la enfermedad respiratoria crónica, inflamatoria y variable más frecuente y afecta a la salud y la vida cotidiana de aproximadamente 315 millones de adultos en todo el mundo. Se caracteriza por la aparición de síntomas como disnea y sibilancias recurrentes, de gravedad y frecuencia variables de una persona a otra.

Por otro, la EPOC es una enfermedad obstructiva, crónica, que se asocia principalmente al tabaquismo, la contaminación del aire o la exposición ocupacional, y que puede causar una obstrucción del flujo de aire en los pulmones que provoca episodios de disnea debilitantes. Se calcula que afecta a 329 millones de personas en todo el mundo, y está clasificada como la tercera causa de muerte a nivel global.

Precisamente, como te contaba al principio, la EPOC y el asma son las dos enfermedades respiratorias crónicas más prevalentes y se prevé un incremento en los próximos años. En la actualidad se calcula que un 10,2 por ciento de la población española sufre EPOC mientras que el asma afecta al 5 por ciento de la población adulta y hasta al 10 por ciento de la población infantil.

Los contaminantes atmosféricos, pero sobre todo el tabaco, son responsables de gran parte de las enfermedades respiratorias crónicas. (Foto: Getty)
Los contaminantes atmosféricos, pero sobre todo el tabaco, son responsables de gran parte de las enfermedades respiratorias crónicas. (Foto: Getty)

El pulmón es un órgano especialmente diseñado para que entre y salga aire del organismo y cuenta con mecanismos de defensa naturales para evitar que entren partículas extrañas y que en el caso de penetrar, puedan ser neutralizadas o eliminadas, pero los cambios ambientales y el estilo de vida, especialmente en las regiones urbanizadas, empiezan a tener un impacto negativo sobre la salud de nuestros pulmones.

La exposición a diario a contaminantes atmosféricos – partículas en suspensión derivadas del petróleo y de los centros industriales – ponen en riesgo la salud de los pulmones, pero no es el único factor de riesgo que está detrás de las Enfermedades Respiratorias Crónicas (ERC).

Además, los especialistas en Neumología apuntan directamente al tabaco como principal responsable de este conjunto de enfermedades respiratorias en el adulto. De hecho, “nuestros pulmones van ganando salud en la misma medida en que se reduce la prevalencia de fumadores, especialmente en los lugares compartidos”, nos cuenta el Dr. Pere Casan, director del Instituto Nacional de Silicosis (INS) y del Área del Pulmón del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), España.

Por eso, para tratar de mitigar los síntomas de ambas enfermedades existe una nueva generación de dispositivos basados en evitar los propios mecanismos de defensa que tienen los pulmones, lo cual parece contradictorio.

“La medicina quiere aprovechar el enorme potencial que le ofrecen los pulmones para hacer que penetren partículas con finalidad terapéutica y diseña artilugios y mecanismos que favorezcan esta penetración”, explica el experto, también catedrático de Medicina (Neumología) en la Facultad de Medicina de la Universidad de Oviedo (España).

Efectivamente, los inhaladores suministran el medicamento en forma de polvo o líquido directamente hasta los pulmones y bronquios, sin necesidad de atravesar el sistema digestivo; lo que los convierte en aliados ideales en en dos grandes enfermedades. Sin embargo, no siempre se usan bien y muchos tienen problemas para utilizarlos correctamente.

Inspirar, aguantar la respiración, enjuagarse la boca y coordinar movimientos son los pasos que debes seguir para evitar complicaciones. (Foto: Getty)
Inspirar, aguantar la respiración, enjuagarse la boca y coordinar movimientos son los pasos que debes seguir para evitar complicaciones. (Foto: Getty)

El proceso de inhalación es complejo si no se conoce, lo que explicaría, según nos aclara Jordi Giner Donaire, enfermero del Servicio de Neumología del Hospital de la Sta. Creu i de Sant Pau, Barcelona (España), que “hasta un 60 por ciento de pacientes cometa algún error en la técnica de inhalación, lo que repercutirá negativamente en la evolución de la enfermedad”. De hecho, continua, “se calcula que los pacientes que utilizan incorrectamente los inhaladores doblan estas visitas no programadas al médico respecto a los que tienen una buena técnica de inhalación”.

“Cuando la inhalación ha sido correcta se oye un clic, además dispone de una ventana de color que indica que la dosis está preparada para ser inhalada, así como si la inhalación ha sido efectiva. Cuando el dispositivo llega a la última dosis, marcado por un contador, éste se bloquea, con lo que ya no puede utilizarse más porque está vacío”, añade Giner Donaire.

Otro de los errores más comunes al usar este tipo de medicación es que no se coordine la respiración con la aspiración del fármaco (en el caso de los presurizados) y que no se contenga la respiración unos 5-10 segundos una vez inhalado el fármaco, en una especie de apnea post-inhalación.

Es fundamental que haya coordinación entre el disparo y la respiración para inhalar correctamente la medicación. Si no te apañas es importante que acudas a la consulta del médico médicos para que éste o los enfermeros comprueben que estás usando el inhalador más apropiado para ti y que te expliquen bien su mecanismo.

También te puede interesar:

El motivo (real) por el que te sofocas al subir las escaleras, y cómo hacerlo sin cansarte tanto

¿Estás perdiendo capacidad pulmonar?

¿Puedo hacer ejercicio de alta intensidad si tengo asma?

¡Que el asma no limite tu vida!

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente