Por qué tienes que cambiar de almohada cada 3 años

Si no consigues alcanzar el sueño profundo y te mueves sin cesar en la cama sin encontrar la postura adecuada, puede que la culpa sea de la almohada que usas. Nadie cambia con frecuencia de almohada, pero según los expertos en sueño, se debería comprar una nueva cada tres años para que nos de el apoyo adecuado en el cuello.

Los expertos aseguran que hay que cambiar de almohada cada tres años. (Créditos: Getty Images)

Además, no sólo hay que buscar una almohada dura o blanda según nuestros gustos, tenemos que elegir pensando en la postura en la que solemos dormir.

Hay dos maneras de saber si debemos tirar a la basura nuestra almohada. Si la cogemos en los brazos y se dobla por encima de ellos es hora de que pase a mejor vida. El segundo truco es ponerla en una superficie plana y dura, apretar en el centro y ver cómo reacciona. Si no vuelve a su forma no debemos seguir usándola.

Dependiendo de si dormimos de lado o boca arriba deberemos optar por diferente grado de firmeza. (Créditos: Getty Images)

Si queremos alargar la vida de nuestra almohada hay que sacudirla y mullirla todos los días para que se llene de aire.

Respecto a la mejor almohada para cada uno debemos pensar en la manera en la que nos tumbamos en la cama y dormimos la mayor parte de la noche. Si dormimos boca arriba mejor que sea blanda para no forzar el cuello. Si dormimos recostados de lado que sea firme.


También te puede interesar: