La escena sexual más polémica de 'La Isla de las tentaciones': ¿y si hubiera ocurrido con una mujer?

Cine 54
·6 min de lectura

Por Valeria Martínez.- En el octavo episodio de La isla de las tentaciones 3 ocurrió algo insólito en una de las hogueras. El programa, que debería centrarse en enseñar a cada concursante las imágenes que dan indicios, sospechas o certezas de engaño, traición o infidelidad, incluyó una imagen íntima de Jesús en la hoguera de las chicas. Mientras Marina veía las imágenes de su novio, criticando su actitud con Lobo y destacando repetidamente la “vergüenza” que sentiría al verse en un futuro próximo, de repente y sin aviso, apareció una secuencia del chico masturbándose en su habitación.

Sin embargo, lo más llamativo no fue solo la exposición del momento íntimo -después de todo ellos mismos acuerdan exponerse con cámaras en cada habitación como parte de la experiencia- sino la reacción de las chicas con risas, burlas y gestos de sorpresa como si Jesús estuviera haciendo algo malo, para rematarlo luego con un zasca humillante por parte de Marina.

Pero, me pregunto, ¿qué hubiera pasado si la situación hubiera sido al revés y la humillación sexual hubiera sido contra una de ellas?

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Todas reaccionaron en mayor o menor medida. Boquiabiertas o riendo, se mostraron impactadas y burlonas al respecto cuando, en realidad, no es más que un acto íntimo personal y para nada comparable con ver a tu pareja manteniendo relaciones sexuales con otra persona, como ya le pasó al mismo Jesús, Diego y Lucía.

En cierto modo dio la sensación de tratarse de una reacción burlona, fruto quizás del mismo tabú que la idea de la masturbación aún provoca; pero que resultó humillante hacia Jesús a raíz del remate final que hizo Marina poco después.

Después de ver a su novio junto a Stefany pero hablando sin parar de ella, Marina comenzó el contraataque anunciando que sería él “el que se daría la ostia” al no ver atracción entre el chico y su tentación. Y tras ver cómo la crítica, a ella y su actitud con Lobo cuando, después de todo, él también está provocando una situación con una soltera, Marina remató la faena con una declaración desacertada.

La joven aseguró que si Jesús pone freno a sus avances con Stefany y no pasan más allá de los besos es es porque a lo mejor ve que no va a estar a la altura de la situación”.

“Te lo digo yo que conozco a mi pareja. Si no lo hace es por algo, no es porque él no quiera” remataba dirigiéndose a Sandra Barneda para añadir que a Jesús le encantaría hacerlo para no quedar un pasito detrás suya, dado que ella ya ha mantenido relaciones sexuales con Lobo.A lo mejor tiene miedo de ponerse nervioso en esa situación y no hacerlo bien. Cómo te lo explico… que se venga abajo” añadía mientras sus compañeras le reían la gracia. Es decir, hablando claros, que si no da el paso con Stefany es porque tiene miedo al gatillazo.

Sin embargo, aquella declaración que deja entrever una situación personal e íntima hilada con la escena de la masturbación, generan una secuencia de tono polémico en su conjunto. Viendo que sus compañeras reían y todas reaccionaban con humor, me pregunté ¿qué pasaría si la situación fuera al revés? Si fuera uno de los chicos el que desvelara algo tan íntimo como una disfunción sexual o personal de una de sus novias ante un país completo, y sus compañeros se rieran al unísono. Y no puedo evitar imaginar un escándalo atroz. Imagino al programa envuelto en un escándalo feminista y a un joven siendo acribillado en redes sociales, viéndose obligado a pedir disculpas públicas e incluso a desaparecer del mapa mediático un buen tiempo. Porque, cuando se trata de la imagen sexual del hombre y la mujer en la gran esfera, todavía no se corta con la misma moneda.

Fuente: Twitter.com/islatentaciones/; Mediaset
Fuente: Twitter.com/islatentaciones/; Mediaset

Y es que así como defiendo a Lola y Marina ante la injusta misoginia que viven en redes sociales sufriendo el ataque de los trolls por sus infidelidades, mientras Manuel y Diego reciben comentarios de “maestro” o “campeón” por las suyas , también me resulta desacertado que Marina desvele detalles tan íntimos de Jesús para mostrar una cara débil por el dolor que ella misma acarrea.

Porque Marina estará encantada con Isaac, pero también está dolida por la actitud defensiva de Jesús. Lo dijo varias veces, que “le da rabia que no sea capaz de mostrar lo que lleva dentro” cuando durante años le dijo que la amaba. Le duele que no reaccione expresando dolor por su traición o proclamando su deseo de recuperar la relación. Sin embargo, Jesús no deja de hablar de ella continuamente destacando la vergüenza que sentirá Marina cuando se vea mientras él se besa con Stefany. Una relación que parece más bien surgida por la necesidad de lidiar con la situación de algún modo que por verdadera tentación o atracción. Pero ese es otro tema.

En resumen, si uno de los chicos se plantara en una hoguera a desvelar intimidades personales de su novia mientras los chicos le ríen la gracia, ahora mismo las redes estarían explotando con críticas de cancelación, pidiendo boicot al programa y provocando que el susodicho se vea obligado a esconderse en casa. En cambio, en el caso de Marina las redes se han dividido entre criticarla y reírse con ella, sin llegar al escándalo que hubiera sido de ser al revés. Es una de las caras de esa moneda de la igualdad que a veces se nos olvida.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Más historias que te pueden interesar: