Shia LaBeouf destrozó la imagen de su padre para lavar la suya

·4 min de lectura

Shia LaBeouf está en pleno proceso de redención. Después de los muchos escándalos y polémicas que ha arrastrado a lo largo de su carrera, como la acusación de abusos por parte de la cantante FKA Twigs (cuyo juicio tendrá lugar en abril de 2023), está aprovechando la promoción de su nueva película, un biopic sobre el Padre Pío, para mostrarse al mundo como un actor renovado dispuesto a dejar su oscuro pasado atrás. Estuvo en un centro de rehabilitación, se ha convertido al catolicismo y está dando entrevistas reconociendo muchos de sus errores, incluyendo una revelación bastante impactante sobre uno de sus últimos trabajos.

Shia LaBeouf en la premiere de 'Honey Boy' en Los Ángeles en 2019 (Foto: Amanda Edwards/WireImage/Getty Images)
Shia LaBeouf en la premiere de 'Honey Boy' en Los Ángeles en 2019 (Foto: Amanda Edwards/WireImage/Getty Images)

Si recordamos, en 2019 LaBeouf escribió y protagonizó Honey Boy, cinta que nos vendió afirmando que estaba basada en su infancia y que mostraba lo dura que fue su relación con su padre, a quien definía como violento y abusivo. La narrativa de aquel momento, donde trataba de justificar el aura problemática que siempre ha rodeado a su figura para salir a flote, convertía a una historia como esta en todo un caramelo para su carrera: acababa de salir de un centro de rehabilitación tras una condena del tribunal de Conneticut, había sido diagnosticado con estrés postraumático y esta cinta nos hacía apiadarnos de su figura. Sin embargo, ahora, en este renacimiento y redención que pretende llevar a cabo, ha admitido que esa imagen tan negativa que dio de su progenitor no tuvo nada que ver con la realidad.

Según ha contado en una entrevista con el podcast Real Ones de Jon Bernthal, para escribir Honey Boy se tomó muchas libertadas artísticas para el personaje de su padre. Afirma que la cinta está lejos de ser un biopic verídico y que esa actitud dura y fuera de lo común que describió no se asemeja para nada a la realidad. “Escribí esta narrativa, que era una jod*** tontería”, dijo LaBeouf. “Mi padre fue muy cariñoso conmigo toda mi vida. Fracturado, claro. Torcido, seguro. Tonto, seguro. Pero nunca dejó de ser amoroso ni de estar ahí. Siempre estaba ahí... y yo había hecho una gira internacional de prensa sobre lo jod*** que era como hombre".

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

“Aquí hay un hombre al que he vilipendiado a gran escala. Asumí el control de cierta mierda que no era real. Mi padre nunca me pegó, nunca. Me azotó una vez, pero solo una vez. Y la historia que se pinta en Honey Boy es que este tipo abusa de su hijo todo el tiempo", continúa el actor. “Lo perjudiqué. Recuerdo hablar por teléfono con él y decir: 'Nunca leí estas cosas en el guión que me enviaste'. Porque yo no puse esa mierda ahí”. De hecho, si nos remontamos a 2019 a la campaña promocional de Honey Boy, podemos encontrar declaraciones de LaBeouf contando cómo tejió el engaño a su padre para que permitiera una película sobre su figura.

En una intervención en el programa de Jimmy Kimmel, declaró que le hizo creer que Mel Gibson le interpretaría, puesto que no iba a hacerle demasiado gracia que su propio hijo le diera vida. Ante el fanatismo que tenía hacia el actor y director de Braveheart, su padre aceptó sin dudarlo, aunque sin tener ni idea de que estaba a punto de ver su imagen vapuleada de la forma más cruel y masiva posible. "Mi padre es un personaje bastante subido de tono. No estaba demasiado entusiasmado con que yo lo interpretara", dijo LaBeouf. Así que le mentí y le dije que Mel Gibson lo interpretaría". Su padre "firmó el papeleo, y luego llegué a casa y se lo di", dijo LaBeouf. "Le dije: 'Escucha, hombre, no es así'".

Kimmel también le preguntó por la reacción de su padre cuando descubrió el engaño, pero el actor se cubrió las espaldas diciendo que nunca le pidió su opinión. Eso sí, contó que le hizo ver la película a través de una webcam oculta, lo que calificó de “muy emotivo”. Sin embargo, conociendo ahora la historia real, poco de emotivo pudo tener la respuesta de una persona al ver que su imagen ha sido puesta en entredicho ante el mundo entero, sobre todo cuando el responsable ha sido su propio hijo.

Y, sinceramente, esto es un acto atroz que ningún padre se merece, en especial si, como bien ha reconocido LaBeouf, este siempre fue bueno con él y apenas tuvo alguna actitud a poder recriminar. Al final, destrozar a la persona que te ha criado con todo el cariño del mundo para lavar tu imagen, atribuirle tus errores y seguir lucrándote en Hollywood, se antoja como un acto de una crueldad excesiva que, incluso ahora en medio de esta nueva redención que el actor pretende llevar a cabo, es casi imperdonable.

No es que Honey Boy fuera un éxito masivo, ya que su taquilla mundial apenas ascendió a los 3 millones de dólares, pero fue una producción que dio que hablar en 2019, tuvo una buena acogida de crítica y su visionado, que trae consigo este testimonio falso y destructivo hacia el padre de Shia LaBeouf, siempre estará al alcance del público de todo el mundo.

Más historias que te pueden interesar: