El último fichaje de Shia LaBeouf es considerado chocante y provocador

·4 min de lectura

La carrera de Shia Labeouf parecía enterrada bajo tierra. Tras los numerosos escándalos y performances protagonizados a lo largo de la pasada década, las acusaciones por abusos emocionales y físicos por parte de la cantante FKA Twigs en 2020 fueron la gota que colmó el vaso en la trayectoria de un actor que nunca ha dejado las polémicas de lado. Sin embargo, parece que al protagonista de Transformers le ha llegado una inesperada y surrealista oportunidad de volver a las pantallas de cine y buscar redención en la industria

Y cuando hablamos de surrealista, lo hacemos valorando que se trata del papel de una importante figura religiosa en una nueva película de Abel Ferrara, director bastante acostumbrado a ofrecernos propuestas de lo más provocativas.

Shia LaBeouf en la premiere de Honey Boy en 2019 (Foto: Amanda Edwards / WireImage / Getty Images)
Shia LaBeouf en la premiere de Honey Boy en 2019 (Foto: Amanda Edwards / WireImage / Getty Images)

Y es que según ha desvelado Variety, Abel Ferrara pretende contar con Shia LaBeouf para interpretar al Padre Pío en la película sobre la juventud de este santo italiano en la que actualmente está trabajando. 

“Estamos haciendo una película sobre el Padre Pio, es un monje de Puglia. Está ambientada en Italia justo después de la Primera Guerra Mundial. Ahora es un santo, tenía estigmas. También estaba en medio de un período político muy pesado en la historia mundial”, explicaba el director sobre su nuevo proyecto. "Era muy joven antes de convertirse en santo, así que Shia LaBeouf interpretará al monje".

Desde luego, teniendo en cuenta el historial que rodea a LaBeouf, su fichaje para una película religiosa de estas características podría considerarse toda una provocación. Contar tras de sí con acusaciones de maltrato, abusos sexuales y vejaciones está lejos de ser lo ideal para ponerse bajo la piel de un personaje de fuertes convicciones cristianas, y mucho menos de una figura que durante la I Guerra Mundial, tras mostrar estigmas y heridas que se corresponderían con las del cuerpo de Cristo en la cruz, se convirtió en un símbolo de esperanza para el pueblo italiano. Aunque conociendo la trayectoria cinematográfica de Abel Ferrara con cintas tan provocadoras como Drillen Killer, Usurpadores de cuerpos o The Addiction, tal vez este sea el efecto buscado por el cineasta.

No obstante, aún no hay nada cerrado y el fichaje de Shia LaBeouf puede fácilmente caerse de la producción, que aún está en un estado muy temprano. Por muy provocadora que sea la idea, hablamos de tener en plantilla y dar visibilidad a una figura con graves acusaciones de maltrato todavía no aclaradas, lo que supone todo un problema. Y no solo en términos éticos, sino también a la hora de conseguir financiación y distribución para el proyecto. Y es que meter dinero en una película con alguien tan controvertido y que sabes de antemano que va a generar polémica puede ser una decisión que muy pocos quieren llevar a cabo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

De hecho, recientemente hemos ido viendo cómo la industria ha ido rompiendo los lazos con LaBeouf. Por ejemplo, cuando Netflix lo retiró de la campaña para los Óscar con Fragmentos de una mujer o cuando CAA, su agencia de representación, decidió prescindir de él. Y es que son ya muchos los escándalos que lo han rodeado a lo largo de su carrera profesional.

Tras debutar como chico Disney en películas como La maldición de los hoyos o en la serie Mano a Mano de Disney Channel, le vimos abrirse poco a poco un hueco en Hollywood convirtiéndose en una estrella gracias a Transformers o Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal. Pero sus intentos de jugar a ser un artista incomprendido, sus performances en las que incluso llegó a aparecer con una bolsa de papel en la cabeza en una alfombra roja donde se leía “ya no soy famoso”, detenciones por altercados e incluso los reportes de sus adicciones, mancharon por completo su imagen.

La gota que colmó el vaso llegó el pasado 2020, cuando la cantante FKA Twigs lo acusó de agresión física o imposiciones sexuales, llegando a describir actos como haberla lanzado de un coche en marcha o por contagiarla de una enfermedad de transmisión sexual de forma consciente. Tras esta acusación, otras artistas como Sia, que trabajó con LaBeouf en el videoclip de Elastic Heart, se sumaron a denunciar las actitudes del actor, calificándolo como “mentiroso patológico” y acusándolo de haberla engañado “en una relación adultera alegando ser soltero” tras admitir en su Twitter haber sido “herida emocionalmente” por el actor.

Y es que con todo este historial, encontrar la redención bajo el papel de un santo como el Padre Pío es, desde luego, singular, chocante y, sí, provocativo. Aunque habrá que ver si finalmente Abel Ferrara y los involucrados en la producción de la película deciden seguir adelante con el fichaje de Shia LaBeouf.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente