La SGAE reivindica el flamenco, su cultura y legado en "Transmisiones"

·3 min de lectura

Madrid, 15 nov (EFE).- La SGAE celebra el XI aniversario del flamenco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad con la exposición fotográfica “Transmisiones”, que recoge el legado del flamenco en imágenes, una inauguración a la que ha precedido la mesa redonda “Flamencas y mucho más”, ensalzando la figura de la mujer en este ámbito.

La sede de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) de Madrid ha acogido el inicio de las jornadas “El latido del flamenco”, que en palabras de su presidente, Antonio Onetti, ensalzan “el flamenco como un puntal de esta casa, además de un arte genuino en este país que necesita su espacio”.

“El flamenco se lo debemos a los artistas, y es que es un arte de quien lo trabaja”, ha dicho el productor José Manuel Gamboa en una reivindicación del flamenco que la SGAE extiende a distintos puntos de la geografía española como Barcelona, Madrid, Sevilla o Valencia, con diferentes actividades en torno al flamenco programadas para estos días.

Una de estas actividades que daban hoy comienzo es la exposición “Transmisiones”, comisariada por el compositor Juan José Carmona, que ha introducido además una actuación por parte del cantaor Kiki Morente y de Pepe Habichuela, “el último mohicano del flamenco”, que han interpretado cuatro temas en el ecuador de la inauguración.

Carmona ha aprovechado la presentación para pedir ayuda al sector político. “Somos los mejores del mundo haciendo flamenco y necesitamos ayuda”, ha dicho el compositor, antes de presentar la exposición fotográfica que compila un siglo de fotografías y evolución del flamenco en sus vertientes de canto, baile y guitarra.

La muestra recorre desde Antonio Chacón a los años 70 y 80 con Enrique Morente o Camarón, además de cantaores que, aunque desconocidos, aportaron “significativamente” al flamenco. Este arte, retratado de generación en generación, desemboca en el flamenco fusión y en el nuevo flamenco, con cantaores como El Cigala.

Precisamente el nombre de la exposición, “Transmisiones”, ha sido el hilo conductor del coloquio inaugural moderado por la directora del Círculo flamenco, Elvira López Hidalgo, que ha ahondado en la figura de la mujer como transmisora generacional del flamenco junto a la bailaora Elena Andújar, la coreógrafa Carmen Cortés, la guitarrista Antonia Jiménez y la cantaora Naike Ponce.

López Hidalgo ha destacado que “el flamenco no puede entenderse sin las mujeres, que han sido intérpretes y grandes creadoras y transmisoras de esta cultura”, y ha rescatado además las palabras de Camarón, quien solía decir que todo lo que sabía lo había aprendido de su madre. Un aprendizaje en casa que las cuatro ponentes afirman haber compartido desde su infancia.

“En mi casa siempre ha habido un ambiente muy flamenco. Mi madre cantaba muy bien, pero mi abuelo no la dejó ser artista”, ha recordado Elena Andújar. La bailaora, sin embargo, si recibió por parte de su progenitora apoyo para impulsar su carrera, que comenzó cuando con apenas cuatro años la subieron a un escenario para años después bailar en la película “Pactar con el diablo”, junto a Al Pacino.

Un caldo de cultivo similar tuvo Naike Ponce, que recuerda “caceroladas en bodas y mucho ambiente y ritmo en casa”, inculcado también por línea directa.

Para la coreógrafa Carmen Cortés, los tiempos “están cambiando” de cara a la figura de la mujer, aunque falta “mucho por hacer”.

“He tenido la suerte de que nunca me hayan cuestionado, pero las artistas del tablao ahora están mucho mejor miradas, por suerte”, ha indicado Cortés, quien afirma haber contado siempre con el respeto de sus compañeros, en un sector cultural en el que los referentes femeninos eran escasos o, como es el caso de la guitarrista Antonia Jiménez, casi inexistentes.

“Cuando empecé no había mujeres guitarristas como referentes, mis padres tenían miedo de que pudiera sentir discriminación”, ha explicado la “tocaora”, quien considera que la guitarra es un trabajo duro y genera “cierto miedo”. “Muchas lo han tenido más difícil que yo, por eso cuando ahora los jóvenes me dicen que soy su referente me pongo a llorar. No hay nada más bonito que eso”.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente