'Servir y proteger', resumen semanal de los capítulos 1304 a 1308: La nueva Vega

Photo credit: PipoFernandez
Photo credit: PipoFernandez

En Servir y proteger esta semana, la situación de Gael no mejoraba y el pesimismo cundía en su familia. Julia buscó pruebas que situasen a su novio en el concierto que tuvo lugar al mismo tiempo que el primer asesinato del Fantasma. Era la única forma que tenía de demostrar que él no era el criminal y que las acusaciones de la policía eran infundadas.

Por otro lado, la investigación sobre el Fantasma dio un giro inesperado cuando los policías descubrieron que la coartada de Matías era falsa. Resulta que si pudo cometer el primero de los muchos asesinatos que ha llevado a cabo durante este tiempo el buscado criminal.

Mientras tanto, el hermano pequeño de Isidro, Lorenzo llegó a Distrito Sur y descubrió que el patriarca de la familia Galván estaba yendo a terapia para controlar su ira. Por otro lado, Hanna, que ya había salido de prisión, conoció a Iris ¿Qué tal se llevará con la nueva inspectora?

Cata obtuvo el tercer grado

Cerca de allí, Fabián no creyó en el arrepentimiento de Isidro y este deberá seguir yendo a terapia. Por otro lado, Lorenzo, que siempre se ha llevado muy bien con su sobrino, le propuso trabajar con él. El muchacho, luego de mucho pensarlo, aceptó el negocio y esto provocó el enfado de su padre. Isidro se molestó aún más con su hermano cuando descubre que le había regalado un coche nuevo a Noemí: «Parece que quisieras quedarse con mi familia».

Al día siguiente, Miralles y Antonio recibieron una mala noticia acerca de Olga desde Italia. A su vez, Boi no encontraba trabajo, pero se hizo con unos móviles rotos de Chollos Galván, lo que permitió entrar a trabajar con la familia de Isidro y Noemí.

Por otra parte, Hanna disfrutó de su primer día en tercer grado, mientras Vega salió de aislamiento y se hizo con la banda de Rebeca. Ahora ella es la nueva cabecilla. Paralelamente, a Cata le otorgaron el tercer grado y se reencontró con su padre fuera de prisión, como vimos en el último capítulo de Servir y proteger.