'Servir y proteger', en el resumen de esta semana: ¡Pillados!

·2 min de lectura
Photo credit: PipoFernandez
Photo credit: PipoFernandez

En el último capítulo de Servir y proteger Rubén desaparece y la policía intenta descubrir qué ha ocurrido. Además, en esta semana, Lidia y Néstor conocieron a Josele, un banquero que estafó a muchos de sus vecinos y se fugó al extranjero con todo lo que robó. El hombre, a su regreso, sufrió la animadversión de los habitantes del barrio, pero él creía que todo cambiaría gracias a una entrevista donde pensaba dar su versión de los hechos. Sin embargo, se equivocaba.

Josele fue atropellado y dijo no recordar nada sobre el incidente. Néstor y Lidia se hicieron cargo del caso y tras iniciar las pesquisas, creyeron que el atropello al estafador fue intencionado. Ahora les tocaba averiguar quién fue la persona que atentó contra su vida. Después de un tiempo investigando, la pareja de policías confirmó quién embistió a Josele.

Por otro lado, Espe le pidió a Carlos que ayudase a Sheila a escribir un relato. La relación entre los dos avanzaba a grandes pasos y la policía se atrevió a invitarle a cenar cuando estaba sola en casa. No obstante, sus planes no salieron según lo había pensado y Sheila apareció de improviso. Espe le contó a su hija de acogida todo acerca del romance que mantiene con su compañero de trabajo.

Quintero se enteró de que Iker traerá a Leo a Madrid

En el Moongliht, Iker y Luna se organizaron antes de la llegada del pequeño Leo. Quintero se puso muy feliz al saber que su nieto estará más cerca de él, pero teme que sus rivales tomen al pequeño como un arma arromadiza en su contra. Mientras tanto, Iván cometió otro error a causa de los analgésicos y Yolanda le cubrió ante Durán.

La policía fue a detener a Rubén por su implicación en negocios turbios con el concejal de urbanismo de la ciudad, pero este había desaparecido. Durán interrogó a Martina sobre su exmarido, con la esperanza de hallar una pista de su paradero. Sin embargo, fue Fernando quien les ofrece la clave al contar que el prófugo mantenía una relación con Vega.

Por su parte, Yolanda sospechaba que Iván estaba tomando otra medicación diferente a la que le recetó el médico para sus dolores de rodilla y se lo contó a Carlos. La pareja de amigos intentó que el inspector admitiera su adicción a los fármacos y aceptase tratarse para evitar un mal mayor.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente