'Servir y proteger', en el resumen de esta semana: La decadencia de Iván

·2 min de lectura

El último capítulo de Servir y proteger transcurrió con las primeras consecuencias del comportamiento de Iván en relación a su trabajo. Además, en esta semana, Néstor tuvo una discusión con Quintero a causa de María. La dueña de La Parra, viendo que su amistad con el traficante podía traer problemas a su relación, decidió cortar cualquier tipo de comunicación con él. Mientras tanto, Lidia atendió la denuncia de Ana en contra de Vivi, quien fue ayudada por Hanna.

En comisaría, Carlos y Espe debían trabajar juntos, a pesar de lo que había ocurrido entre ellos. Su mutuo entendimiento hizo que la pasión entre la pareja de policías volviera desbordarse y terminaron pasando la noche juntos. Después de este nuevo “desliz”, acordaron iniciar una relación, pero sin compromiso alguno.

Lejos de allí, Luna apostó por su relación con Iker y le pidió que no deje el CNI: “Te acepto con tu profesión”. Esto animó mucho al agente, que decidió instalarse en Madrid definitivamente y así se lo hizo saber a su novia. Poco después, el hombre puso al corriente de sus planes a Miralles, a quien le contó que tiene pensado también traerse a Leo a la capital.

Vega le dijo a Rubén que la policía iba a investigarle

Iván compró analgésicos en internet de forma ilegal, ya que Antonio se negó a seguir suministrándole fármacos tan potentes. Los constantes dolores en la rodilla han convertido al policía en alguien diferente, malhumorado y amargado. Carlos y Yolanda se preocuparon por su estado al ver que no mejoraba, pero él, lo último que quiere, es dar lástima.

Al caer la noche, Iván tomó los medicamentos que adquirió y los efectos secundarios no tardaron en aparecer. En una nueva jornada laboral, el agente no se presentó a una reunión con Bremón y Durán cargó duramente contra él. Mientras tanto, Miralles recibió un anónimo que implicaba a Rubén en un caso de corrupción. Vega alertó al hombre de que que iban a empezar a investigarle.

Por otro parte, Ana denunció a Vivi, lo que desencadenó fricciones entre Lidia y Hanna. Ambas, finalmente, lograron que sus defendidas llegasen a un entendimiento. Gracias a Ana, Vivi podría dejar la prostitución. Paralelamente, la policía interrogó a Rubén y detuvo al concejal corrupto. Además, descubrió algo que inquietó a Víctor.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente