'Servir y Proteger', resumen de los capítulos 1279 a1283: El amor no fluyó

·2 min de lectura
Photo credit: Picasa
Photo credit: Picasa

Esta semana en Servir y Proteger, tras investigar a fondo a Hurtado, la policía confirmó que no era El Fantasma. Mientras tanto, Vega evitó que Elena matase a Hanna por orden de Falcón. Tras enterarse de lo ocurrido en prisión, Lidia y Néstor investigaron el intento de asesinato de la ucraniana y le ofrecieron protección durante su estancia en la cárcel, como vimos en el último capítulo de Servir y proteger.

Con tal de mantener a su familia unida, Isidro decidió darle una oportunidad a Saúl en el negocio de cobros, al mismo tiempo que Inés reconoció a Fabián que awguía enamorada de Carlos. La policía, que no podía seguir reprimiendo sus sentimientos, le confesó a su exmarido que continuaba queriéndole.

Para su decepción, Gael descubrió que Julia había salido a cenar con Matías. La pareja, por su parte, se planteó si continuar su relación. Finalmente, tras la negativa de la abogada a aceptar una nueva cita, el médico decide olvidarse de ella. No se podía forzar aquello que no fluía de forma natural, pensó ella.

Inés le confesó a Carlos que todavía le quiere

Pasaron los días e Inés empatixó con Ágata, una vecina del barrio que creía que sufría mal de ojo. La mujer pagó a un vidente para que le quitase la supuesta maldición y Carlos e Inés creyeron que la estaba estafando. Era hora de entrar en acción y proteger a la ciudadana. Luego de mucho investigar, Inés encontró testimonios contra el Maestro Binoke y se los mostró a Ágata para que abriera los ojos con respecto a su supuesto salvador.

En Comisaría, la policía descubrió que el abogado de Falcon encargó a Elena el asesinato de Hanna. Mientras, Kiko, el exnovio de Cata, reapareció en su vida y amenazó a Gael con destruir el pub si su hija no acepta pasar droga dentro de la cárcel. Preocupado por lo que pudiera pasarle a Cata, Gael recurrió a Isidro para neutralizar a Kiko y le pidió a su hija que no aceptase el chantaje de su ex novio.

Fabián empezó a colaborar con el centro cívico y recibió la inesperada visita de su ex, Mario, con quien no mantiene muy buena relación. Carol medió entre la expareja para que llegasen a un acuerdo. Paralelamente, Matías se ganó la simpatía de Miralles cuando acudió a cenar a su casa.