'Servir y Proteger', resumen de los capítulos 1252 a 1256: De regreso a Verona

·1 min de lectura
Photo credit: Picasa
Photo credit: Picasa

Esta semana en Servir y Proteger, Olga temía por su embarazo y por Julio, quien había entrado en crisis tras la muerte de su padre y ahora nadie le conseguía localizar. Gracias a la ayuda de Antonio y el resto de doctores, la joven y su bebé salieron de peligro.

Por otro lado, la inspectora Aldana presionó a Lidia y a Hanna con la carta que había descubierto. Superada por todo lo que estaba sucediendo, la joven ucraniana pidió a su novia romper su relación. No quería que su pasado delictivo le afectase. Esto puso los nervios de punta a Lidia, que tuvo un encontronazo con Iris cuando esta le cuestionó lo sucedido con su pareja, en el último capítulo de Servir y proteger.

Cerca de allí, Luna empezó a ser consciente de que su trabajo nocturno al frente del pub le impedía compaginar su nueva vida familiar. Mientras tanto, la investigación de Aldana concluyó, dejando el futuro de Lidia en el aire ¿Perderá la policía su puesto de trabajo o seguirá desarrollando su labor en el cuerpo dentro de Distrito Sur?

Carlos metió la pata con iris

Pasaron los días y Miralles recibió un misterioso paquete que la perturbó al recordarle un caso del pasado que no pudo resolver. El misterioso asesino apodado como el Fantasma volvió a actuar y puso en jaque a los oficiales del vecindario. Mientras tanto, Carlos metió la pata con Iris al hablar mal a sus espaldas.

Lidia recibió la sanción de Régimen Disciplinario y se planteó dejar la policía. Finalmente, y tras mucho pensarlo, la mujer presentí su renuncia ante sus superiores. Por otro lado, Olga y Julio regresaron a Italia para iniciar una nueva vida como recién casados.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente