'Servir y proteger':Rebeca ataca de nuevo, en el avance del capítulo 1297 de hoy

·1 min de lectura
Photo credit: Picasa
Photo credit: Picasa

Hoy en Servir y proteger, Irene se arrepiente de haber entregado sus trenes, pero Noemí no puede devolvérselos. La mujer tiene que tirar, nuevamente, de su labia, para impedir que su “nueva amiga” insista en su petición. Aunque este problema está, medianamente, solucionado, Noemí tiene otros a los que hacer frente. Resulta que Isidro agredió la noche anterior a un joven que estaba intentando ligar con su hijo en el Moonlight y esto podría traerle consecuencias nefastas.

Es más, si Isidro no va a terapia para controlar su ira, podría enfrentarse a una multa por lo ocurrido en el Moonlight, en el episodio de ayer de Servir y proteger. Saúl, por su parte, está dolido con su padre y le planta cara. Está harto de que interfiera en su vida amorosa y, más aún, que trate de esa forma a cualquier chico que se le acerca. Noemí, de nuevo, trata de mediar entre madre e hijo.

Matías y Gael, interrogados en comisaría

Por otro lado, el Fantasma cumple con su patrón y se cobra una nueva víctima masculina. Parece que el perfil psicológico que hizo Fabián sobre el buscado criminal, es más parecido a la realidad de lo que los agentes de Distrito Sur pensaban al principio.

En comisaría, Matías y Gael son interrogados como principales sospechosos en el caso del Fantasma. Matías tiene coartada para el último asesinato, pero Gael no, lo que despierta la suspicacia de Miralles. El dueño de Moonlight teme haberse metido en un lío y le pide ayuda a Julia. Mientras, Rebeca amenaza a Vega y Cata por habérsela jugado para demostrar la inocencia de Hanna.