'Servir y proteger': Durán desconfía de Iván

·1 min de lectura
Photo credit: PipoFernandez
Photo credit: PipoFernandez

Ayer, en Servir y proteger, Iker decide quedarse en Madrid. Hoy veremos a Espe y Carlos que, después de su último y apasionado encuentro, empiezan una relación sin compromiso. La pareja quiere dejar fluir sus sentimientos y ver hasta donde les lleva esta aventura amorosa que ha inesperadamente han comenzado. Mientras tanto, Lidia y Hanna logran que Vivi y Ana lleguen a un entendimiento. Las dos enamoradas han conseguido que sus respectivas defendidas solucionen su problemas de la mejor forma posible. ¿Lo harán ellas también?

Por otro lado, Iker anuncia oficialmente a Luna que se instala en Madrid. El agente del CNI hace partícipe de su decisión también a Miralles. Además, le cuenta que pretende traerse a Leo con él para que vivan juntos en la capital. La comisaría le desea toda la suerte del mundo a su subalterno: “Me alegro de que hayas decidido quedarte con nosotros”.

Iván sufre los efectos secundarios de las pastillas que tomó

La policía de Distrito Sur da un paso más en el caso de corrupción del concejal de urbanismo e interroga a Rubén. Después de charlar con el agente inmobiliario, los agentes resuelven detener al político y llevarlo a declarar ante el juez. Esto altera mucho a Rubén, que no deja de pensar en la advertencia que le hizo Vega: está poniendo en peligro a todos.

Al día siguiente, Iván sufre los efectos secundarios de las pastillas ilegales que compró en la internet oculta. El inspector está tan mal, que no se presenta a una reunión con Bremón, y Durán carga durante con él: “Siento decir que nuestro compañero no parece estar en su mejor momento”. A su vez, gracias a Ana, Vivi podrá dejar la prostitución

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente