'Servir y proteger', avance de los capítulos 1265 a 1269: Operativo desastroso

·2 min de lectura
Photo credit: Picasa
Photo credit: Picasa

Esta semana en Servir y proteger, Iris se muda con Lidia y tiene su primera cita con Alberto, que coloca un micro en el piso para espiarla. Al día siguiente, se lleva a cabo el operativo para capturar al Fantasma y todo sale mal cuando Alberto se presenta allí, “casualmente”. Al fin, se descubre que estaba espiando a Iris. Mientras tanto, Carlos e Inés comienzan a sospechar de Marián, la novia de Domingo, el hombre asesinado que conocimos la semana pasada en Servir y proteger, como culpable de homicidio.

Tras apretarle las tuercas, la mujer confiesa el delito y Soledad queda libre de toda culpa. Con este giro de los acontecimientos, Sheila decide irse a vivir con su madre fuera de Madrid y se despide emocionada de Espe. A su vez, Matías acaba cansándose de las intromisiones de Antonio y discute con él.

Bremón, preocupado por las amenazas que ha recibido Marcos

Por otro lado, Néstor descubre que Gael ha pedido dinero a un peligroso prestamista. Al mismo tiempo, Lidia decide contratar a Julia para que represente a Hanna. Es más, la policía, para ayudar a su novia en el juicio, sigue la pista que le ha dado Falcón y que podría demostrar su inocencia. Además, Isa ha tenido un percance en el metro y Bremón se preocupa.

En prisión, Vega recibe una paliza por parte de unas presas que descubren que es policía y Hanna es testigo del tráfico de drogas que se promueve entre rejas. ¿Podrá traerle esto problemas a la ucraniana? Entretanto, los policías confirman que el hombre del operativo era el Fantasma y encargan al psicólogo Fabián Soto realizar un nuevo perfil del delincuente.

Cerca de allí, Isa discute con su padre por haber maniobrado a sus espaldas para conseguirle un puesto de trabajo en oficinas. Este no es el único problema al que Bremón debe hacer frente. Resulta que una peligrosa pandilla ha dado una paliza a un vigilante del after de Marcos. El excomisario se preocupa por las amenazas que el joven ha empezado a sufrir por parte de Los Escorpiones.

Al día siguiente, el matrimonio formado por Noemí e Isidro Galván llega al barrio con su negocio de compraventa y algún asunto turbio entre manos. Paralelamente, Antonio recibe el alta y se incorpora a su puesto, pero Matías seguirá en el centro de salud. Además, Rafael, un proveedor de María, está pasando apuros por una deuda e Isidro sabe cómo resolver el asunto.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente