Las series pagan y mucho, inaugurando la moda del millón de dólares por episodio

Hollywood ha abierto un nuevo club, y no es ni el de los poetas muertos ni el de la lucha, sino el del millón de dólares con acceso exclusivo a los actores de series. El mundo de la ficción en forma de capítulos está reinando en la comunidad de artistas, haciendo que la mayoría de estrellas de cine estén buscando proyectos constantes en series. Y es que la televisión ya no es el refugio de actores novatos, encasillados u olvidados. Para nada. Ahora las series pagan, y mucho.

(Apple TV+)

Es cierto que hubo series que ya pagaron el millón de dólares por capítulo a sus estrellas, como fue el caso de Friends o Big Bang Theory, así como el aumento a Norman Reedus por convertirse en protagonista de The Walking Dead o los principales de la octava temporada de Juego de Tronos. La diferencia es que estas series ya tenían fans arraigados y ratings altos que permitían que las cadenas soltaran la chequera. Lo impresionante del streaming es que gracias a la inclusión de nuevos inversionistas en un negocio en expasión, ahora todo Hollywood quiere una pieza del pastel, ofreciendo sueldos de película.

Es el caso de Apple Tv+, que se lanzó a la piscina firmando un contrato de un millón por episodio para Jennifer Aniston y su compañera Reese Witherspoon en The Morning Show. El acuerdo se llevó a cabo hace dos años, abriendo el camino a esta moda que va en aumento. Sin ir más lejos, otros que cobrarán lo mismo son Nicole Kidman por su aparición en Nine Perfect Strangers de Hulu, Jeff Bridges en The Old Man (FX), Witherspoon otra vez y su compañera de Little Fires Everywhere (Hulu), Kerry Washington, o Steve Carell en Space Force (Netflix).

Pero eso no es todo. Según publica Variety, se rumorea que Chris Pratt está negociando los $1.4 millones por episodio para un proyecto que tiene en mente, mientras Harrison Ford cobraría $1.2 millones por la adaptación de la docu-serie, The staircase. Según un agente consultado por la publicación, es probable que el negocio llegue a ofrecer los $2 millones por capítulo si ficharan a personajes como Leonardo DiCaprio, Tom Cruise o Brad Pitt.

No hay duda que las series y las diferentes plataformas que las promueven se han convertido en toda una mina de oro que promete añadir más ceros y socios al club en el 2020. “Cada actor ahora está disponible” dijo un agente a la misma publicación. “Solían decir ‘No estoy interesado en TV’. Pero no pueden decirlo ahora. Hay ciertas personas que no hacen televisión abierta, y otros que no harían cable básico. Pero no quitaría ni a alguien como Leonardo DiCaprio de la mesa. ¿Por qué no querría hacer una serie limitada de ocho episodios? Son tan buenas como una película”.

Para que nos hagamos una idea del cambio drástico que ha vivido la industria en cuanto a salarios se refiere, hace seis años Matthew McConaughey y Woody Harrelson cobraron $200,000 por cada episodio de True Detective, cuando todavía no veíamos a grandes estrellas pasarse a la pequeña pantalla. Más tarde, Drew Barrymore negoció $350,000 con Netflix por Santa Clarita Diet, lo mismo que cobraron Witherspoon y Kidman por la primera temporada de Big Little Lies. Y, fíjense cómo cambiaron las cosas, que por la segunda subieron su caché al millón.

No es de extrañar que grandes rostros del cine empiecen a emigrar a la televisión donde el color verde de los billetes está asegurado. Después de haber visto a Meryl Streep y Julia Roberts cambiarse de bando ¿veremos pronto a Brad Pitt o Leonardo DiCaprio? Visto lo visto, la cosa pinta bien.

Más historias que te pueden interesar: