Ver series, ¿una obsesión?

Ana Gómez-Viñas
Photo credit: Agencia

From Diez Minutos

Devorar una serie de golpe el día de su estreno o hacer maratones de temporadas completas es lo que se conoce como “binge-racers”.
Este fenómeno se ha multiplicado por 20 entre 2013 y 2016.
¿Por qué nos enganchamos?
Elena Neira, profesora de Estudios de Ciencias de la Información y Comunicación de Universitat Oberta de Catalunya (UOC), afirma: “A diferencia de la emisión semanal tradicional de la TV, las plataformas apuestan por subir todos los capítulos de una temporada de golpe, dejando en manos del espectador el ritmo de consumo”. Según Diego Redolar, neurocientífico y profesor de Estudios de Ciencias de la Salud de UOC, “esta disponibilidad inmediata ayuda a que nuestro sistema nervioso del refuerzo, que tolera mal la demora, se active, y que la persona se enganche con más facilidad”.
Hay estudios que revelan que el ‘atracón’ de series puede derivar en aislamiento; las personas, dice Neira, pueden sentirse físicamente exhaustas.

Viernes; El día de estrenos

Photo credit: JLGutierrez

Los grandes estrenos de las series más esperadas se lanzan los viernes, como estrategia de marketing. Según la profesora Neira, “es por la necesidad de consumirlo lo antes posible, preferiblemente ese fin de semana”. La repercusión y popularidad en redes sociales también puede aumentar.

Liberamos dopamina

Photo credit: Agencia

Ante un “atracón” de series, dice el profesor Diego Redolar, “el cerebro libera dopamina, una señal química relacionada con el placer”. Se trata de una recompensa natural e interna del placer. Según Netflix, el 73% de los espectadores afirmó tener sentimientos positivos asociados al “binge-watching”.

El género del terror, el que más engancha

Photo credit: Agencia



Las series de terror y suspense son las más propensas a ser consumidas de una sola vez. La estructura narrativa invita a que el espectador se sumerja en una trama: en palabras de Neira, “es una estructura que facilita la evasión del espectador.”