El Serielizados Fest cierra con más de 8.300 espectadores en su 9ª edición

no me gusta conducir serie juan diego botto
Así cierra la 9ª edición del Serielizados FestNo me gusta conducir


Con su novena edición, el Serielizados Fest, el Festival Internacional de Series, se ha consolidado como uno de los mayores certámenes del panorama de la industria española. La cita ha congregando a más de 8.300 personas en sus ediciones presenciales de Barcelona (donde se ha celebrado del 18 al 22 de octubre) y Madrid (llevada a cabo del 25 al 29 de octubre) y 158.000 en su edición online a través de la plataforma Filmin (del 18 al 30 de octubre).

El certamen seriéfilo se ha consolidado como una gran apuesta en la promoción y difusión de series para plataformas y operadores audiovisuales, con llenos absolutos en todos sus estrenos. En este sentido, Betu Martínez, codirector del festival señala: "Ha sido el año de las series y el talento nacional con estrenos como 'La Ruta', 'Fácil', 'Pobre Diablo' o 'Smiley' y la consolidación del Serielizados Fest, fuera del contexto pandémico, como el festival internacional de series de referencia en Barcelona, Madrid y online en Filmin".

Por esta edición del Serielizados Fest han desfilado personalidades del panorama audiovisual nacional como Borja Cobeaga, Joaquín Reyes, Ernesto Sevilla, Anna R Costa, Miki Esparbé, Carlos Cuevas, Vicky Luengo, Juan Diego Botto y Alex Monner, entre otros muchos artistas y creadores.

En el apartado de premios, el Serielizados Fest ha distinguido a dos series de la sección oficial: 'Suspicion', de la República Checa, que ha sido galardonada con el Premio del Jurado, e 'Ida takes charge', una serie noruega, que ha recibido el premio del Jurado Joven.

Basada en hechos reales, 'Suspicion' cuenta con una de las interpretaciones más escalofriantes de los últimos años. Este drama narra la vida de Hana Kučerová, una enfermera fría y distante, sin habilidades sociales, que suele tratar mal a todos sus pacientes. Cuando uno de ellos muere en circunstancias sospechosas, los medios, la policía y sus colegas tienen claro que ella es la culpable. Una miniserie brillante que no intenta culpar, sino identificar la diferencia entre la verdad y la mera apariencia.

En la serie 'Ida takes charge', la Ida del título se muda a Oslo para estudiar psicología. Su mayor temor es sufrir un atentado terrorista en su propia universidad, como los de los telediarios. Todo prende cuando conoce a Aksel, un lobo solitario etiquetado como incel (célibes).

¡Nos vemos en la 10ª edición!