La serie que debes ver si estás enganchadísimo a 'Mare of Easttown'

·7 min de lectura

En lo que se refiere a miniseries. HBO nunca falla. La cadena es experta en crear series limitadas con historias fascinantes y repartos estelares, y Mare of Easttown no es una excepción. El drama policial protagonizado por Kate Winslet está convenciendo a crítica y público por igual, y nos tiene enganchadísimos a un misterio que cada semana se enrevesa más y nos hace desear fuertemente que llegue el siguiente capítulo, como en los viejos tiempos.

Mare of Easttown ha despertado muchas comparaciones con otras ficciones de corte similar como Heridas abiertas o True Detective, también de HBO. Pero hay muchas otras series que comparten ADN con ella. Y es que los misterios alrededor de un asesinato en una comunidad pequeña donde todos se conocen y cualquiera puede ser sospechoso son un género en sí mismo. Si estás buscando algo similar a Mare of Easttown para sumergirte en otro misterio adictivo y emocionante, hay muchas opciones, pero nosotros hoy te recomendamos una serie británica: Broadchurch.

Kate Winslet en 'Mare of Easttown' (cortesía de HBO)
Kate Winslet en 'Mare of Easttown' (cortesía de HBO)

Mare of Easttown transcurre en un pequeño pueblo de Pensilvania y se centra en una agente de policía local, Mare Sheehan (Winslet), que investiga el brutal asesinato de una adolescente. En el pueblo todo el mundo se conoce y todos comparten un pasado en común. De esta manera, la serie se convierte en una intensa exploración de lo que significa vivir en una pequeña comunidad, con sus secretos, sus rencillas y sus prejuicios, y qué ocurre cuando esta es sacudida por una tragedia y cualquiera puede ser sospechoso de haber cometido el crimen.

Seguro que esta breve descripción te ha recordado a varias otras series. A muchas quizá. Como decía, las historias de suspense alrededor de un crimen en una localidad donde todos se conocen es una premisa que se ha repetido una y otra vez en la ficción, especialmente en televisión. Viene inmediatamente a la mente Twin Peaks, aunque su tono y personalidad fueran radicalmente distintas a Mare of Easttown (al fin y al cabo es del inclasificable David Lynch), y también títulos como The Killer, Bloodline, The Sinner o la neozelandesa Top of the Lake, por mencionar algunas.

En HBO también nos encontramos varias series con mucho en común, tanto en tono como en estilo y la sensación que tenemos al verlas, como las mencionadas True Detective y, sobre todo, Heridas abiertas, y aunque de temática diferente, además de La innegable verdad, otro drama sobre una pequeña comunidad azotada por la muerte y el dolor. Y bueno, mención aparte merece Happy Town, serie policíaca británica que guarda más de una llamativa similitud con Mare of Easttown, con una detective protagonista que comparte mucho con Mare -las dos son policías locales divorciadas de personalidades muy parecidas, con un hijo que se suicidó, que viven con un familiar y cuidan de su nieto, por el que entrarán en una batalla por su custodia (no, aunque lo parezca, no es un remake).

Pero más allá de estas coincidencias, hay otra serie, también británica, que merece la pena descubrir y que también tiene mucho en común con Mare of Easttown. Estoy hablando de Broadchurch, drama de la cadena ITV (en España estuvo disponible en ATRESplayer Premium) protagonizado por David Tennant (Doctor Who) y la oscarizada Olivia Colman (La favorita), una serie que también nos traslada a un pequeño pueblo para investigar un asesinato que desencadena una maraña de acontecimientos que nos hará sospechar de todos y cada uno de sus habitantes.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Broadchurch se emitió entre 2013 y 2017 y consta de tres temporadas. La serie fue un gran éxito de audiencia en el Reino Unido, pero fue su primera temporada la que causó más impacto entre la audiencia. De hecho, aunque la serie continuase dos temporadas más, la primera entrega funciona como una miniserie cerrada, con la segunda explorando las consecuencias de lo ocurrido, y la tercera narrando un caso completamente diferente. La historia transcurre en un pequeña localidad de la costa británica donde un niño de 11 años llamado Danny Latimer aparece muerto en la playa en circunstancias sospechosas y dos agentes se encargan e investigar el caso mientras sus padres y el pueblo entero lidian con la impactante pérdida.

Al igual que Mare of Easttown, Broadchurch toma este crimen como punto de partida para llevar a cabo un análisis del dolor colectivo, la familia y la convivencia en una comunidad estrecha donde los secretos abundan y pueden ser claves para resolver el caso y encontrar al asesino, así como una reflexión sobre cómo el pasado puede condicionarnos y atormentarnos. La serie británica destaca por sus interpretaciones a flor de piel, su elegante factura -con una fotografía preciosa y una dirección exquisita que te envuelve en su atmósfera fría y enigmática- y la narración de un misterio que se desenvuelve de forma lenta, pero absorbente, manteniendo la atención en todo momento.

La pregunta “¿Quién mató a Danny Latimer?” funciona como motor de la historia, pero lo que nos atrapa no es tanto la necesidad de obtener la respuesta a esa pregunta, sino cómo lo ocurrido afecta a los personajes, tanto a los habitantes de Broadchurch como a los detectives a cargo del caso. Si en Mare of Easttown tenemos al tándem formado por Kate Winslet y Evan Peters, que se está confirmando como uno de los dúos televisivos del año, en Broadchurch tenemos a otra pareja de dinámica muy similar, el inspector Alec Hardy y la sargento Ellie Miller.

David Tennant y Olivia Colman se ganaron el aplauso unánime -y con razón- por sus brillantes interpretaciones en esta serie. Tennant es todo un actor de culto para los seriéfilos gracias a Doctor Who o Jessica Jones entre otros títulos, mientras que Colman fue durante mucho tiempo una de las actrices favoritas de los adictos a las series británicas, un talentazo reconocido por unos pocos que después de Broadchurch pasó a convertirse en una estrella mundial y actriz de renombre, ganadora del Óscar por La favorita y nominada de nuevo por El padre. Si tú también te has hecho fan de Colman recientemente, tienes que verla en Broadchurch, es imprescindible.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Volviendo a la serie, Hardy es un hombre atormentado por su pasado que se ve obligado a mudarse a Broadchurch tras un escándalo público, mientras que Miller es una policía nacida en el pueblo que conoce bien a todos sus habitantes y tiene una personalidad mucho más abierta y positiva que Hardy. Como Mare Sheehan y su nuevo compañero, el detective Colin Zabel, Hardy y Miller chocan al principio por sus personalidades opuestas, pero pronto desarrollarán un vínculo especial y aprenderán a trabajar juntos para resolver el caso. Tanto en Mare of Easttown como en Broadchurch, la relación entre los dos agentes protagonistas es uno de los atractivos principales de ambas series, que nos dejan grandes personajes para la posteridad televisiva.

Pero como ya hemos visto, lo que hace que ambas series sean aun más adictivas e interesantes es el plantel de personajes que giran en torno a ellos y añaden capas al misterio. Tanto en Mare of Easttown como en Broadchurch nos encontramos con un variopinto grupo de habitantes estrechamente ligados los unos a los otros, donde se incluyen los familiares de la víctima y los agentes, vecinos que saben más de lo que dicen o incluso el cura del lugar, que en las dos series no tardará en levantar sospechas. Conociendo poco a poco a estos personajes intentaremos unir las piezas del puzle para trazar nuestras propias teorías sobre quién es el asesino.

El éxito de Broadchurch la llevó a ser renovada para dos temporadas más, a pesar de que el misterio se resuelve al final de la primera. La segunda ahonda en los efectos de lo ocurrido en los vecinos de Broadchurch mientras tiene lugar el juicio al asesino de Danny, y concluye cerrando definitivamente esa trama. La tercera, por el contrario, vuelve a ambientarse en el mismo lugar y con los mismos agentes, pero el caso cambia, centrándose esta vez en una agresión sexual. Aunque ninguna de las dos está a la altura de la excelente primera temporada, la serie merece la pena de principio a fin.

Mare of Easttown nos ha recordado una vez más lo mucho que nos gustan este tipo de misterios que transcurren en pueblos pequeños y nos llenan como thriller y como drama de personajes. Como espectadores, adentrarnos en las vidas de estos personajes sabiendo que se conocen y ocultan tanto entre ellos puede ser muy emocionante. Por eso cuando vemos una ficción de estas características, solemos sentirnos atraídos por otras series de patrón similar, en busca de sensaciones parecidas. En ese sentido, Broadchurch es la serie perfecta para descubrir entre capítulos de Mare of Easttown. O quizá cuando acabe y el vacío que deje nos pida llenarlo con otro escalofriante misterio.

Más historias que te pueden interesar: