Sergio García pierde la cabeza: lanza un palo a su ‘caddie’ en el Open Británico

Tras su gran 2017, en el que ganó el Masters de Augusta, Sergio García inició una mala racha de resultados que solo pudo romper cuando ganó en Valderrama el pasado mes de octubre. Sin embargo, más allá de sus actuaciones en los torneos, lo peor ha sido el daño a su propia imagen después de haber protagonizado varios episodios polémicos en los últimos tiempos. El golfista español ya había demostrado su carácter muchas veces durante su carrera, pero siempre había salido airoso y contaba con el respeto y la admiración de rivales y aficionados. Desgraciadamente, su reputación ahora no es la misma.

Sergio García, durante el pasado Open Británico. (Foto: Richard Sellers /PA Images / Getty Images).

El último episodio polémico lo protagonizó la semana pasada durante la jornada final del Open Británico, en la que firmó una desastrosa tarjeta de 76 golpes que le hizo terminar el torneo en la posición 67. En el hoyo 5 no pudo disimular su frustración tras su mal día y, después de efectuar el golpe de salida, perdió los papeles lanzando su driver con violencia hacia su hermano Víctor, que es su caddie.

El vídeo del incidente, de apenas 20 segundos, lo compartió un par de días después un aficionado en las redes sociales y se ha hecho rápidamente viral. En las imágenes, además de la pérdida de papeles de Sergio García, llama también la atención la reacción de asombro del público.

Como decíamos, la reputación de Sergio García se ha visto seriamente dañada por otros incidentes recientes. El pasado mes de febrero, fue descalificado del Saudi International del European Tour por maltratar los greenes del Royal Greens Golf and Country Club.

El castellonense estaba también realizando una mala actuación y pagó su frustración golpeando y arrastrando los pies en dos de los greenes del campo, lo que provocó las quejas de los golfistas que competían en los grupos siguientes. Además, un día antes ya había golpeado con uno de sus palos la arena de un búnker. El European Tour le descalificó por grave falta de conducta.

“Me siento muy mal por eso”, declaró días después Sergio García a la agencia AP. “Lo he estado pensando durante la última semana, todos los días. Soy un jugador emocional. Esa emoción es probablemente mi mayor fortaleza, pero también es uno de mis mayores defectos. Si lo canalizo de la manera correcta, es increíble. Creo que es por eso que la gente me sigue como lo hace. Si lo canalizo por el camino equivocado, es demasiado extremo”.

En mayo del año pasado, también se hizo viral un vídeo en las redes sociales en el que Sergio García respondía de malos modos a un niño que había elogiado su salida con el drive en el hoyo 12 de la última ronda de The Players Championship. “¡Buena bola, Sergio!”, le dijo el chico tras el saque. “¿Buena bola? ¿Te quieres callar de una puta vez? Va al agua joder. ¿Te quieres callar de una vez ya?”, le gritó después el golfista castellonense.

Sergio García se disculpó posteriormente en las redes sociales con el niño y se justificó diciendo que su comentario iba realmente dirigido a un adulto que se estaba mofando de él.

Son solo algunos de los episodios de un golfista que no pasa por su mejor momento tras su victoria en el Masters de Augusta de 2017 y que durante su carrera ha mostrado tantas veces su calidad como su controvertido carácter.

También te puede interesar:

Los campos de golf más espectaculares del mundo

Toni Bou: el deportista español con más mundiales de la historia, pero al que casi nadie conoce

Peter Sagan y sus locuras: firma un autógrafo a un aficionado en mitad de una ascensión