'Debe de ser una broma': Rafa Nadal explota tras ser acusado de recibir favores arbitrales

·2 min de lectura
Rafael Nadal credit:Bang Showbiz
Rafael Nadal credit:Bang Showbiz

Rafa Nadal nunca ha perdido la compostura en las pistas de tenis ni en las ruedas de prensa donde ha de reflexionar sobre los lances del partido en cuestión. Sin embargo, en su comparecencia este martes ante los medios tras vencer al australiano Rinky Hijikata en la primera ronda del US Open, el último grand slam del año, el manacorí no ha podido disimular su disgusto al verse obligado a refutar una absurda teoría que pretendía dañar su inmaculada imagen como profesional.

En esta ocasión, uno de los periodistas no dudó en preguntarle si el tiempo, supuestamente excesivo, que el tenista se toma entre saque y saque, ya sea al servicio o al resto, podría interpretarse como un trato de favor de los árbitros hacia él, o incluso como una circunstancia que pudiera "ensombrecer" su "por otro lado" extraordinaria carrera. Nadal miraba con mucha seriedad a su interlocutor hasta que este terminó de formular la cuestión, para a continuación estallar en una carcajada que denotaba asombro e incredulidad.

El citado informador hizo referencia a las declaraciones realizadas previamente por John McEnroe, quien normalmente tiene opiniones elogiosas sobre el español pero, en este asunto concreto, siempre ha sido uno de sus mayores críticos. Hay que recordar que McEnroe, quien ahora ejerce de comentarista deportivo, fue durante su trayectoria tenística uno de los jugadores más problemáticos y sancionados del circuito: todo un 'enfant terrible' para los árbitros contra quienes pagaba abiertamente sus frustraciones.

"Debe de ser una broma", le ha espetado Nadal al reportero antes de ofrecer explicaciones muy precisas y comprobables sobre su situación particular: "No creo que los árbitros me traten de forma diferente. Mira, tengo un problema y es que sudo mucho, especialmente en estas condiciones de humedad. Los recogepelotas ya no te traen la toalla como hace dos años, tienes que ir al otro extremo de la pista para recogerla. Me han dado muchas advertencias en mi carrera. Nunca por tirar la raqueta o por perder los papeles en la pista, pero sí por el tiempo de saque", ha asegurado antes de que el periodista volviera a la carga, demostrando que había malinterpretado su respuesta.

"¿Crees que debe haber normas especiales para ti porque sudes mucho?", ha replicado con simplismo para enfado de Nadal, quien tenía que reírse para poder contener sus gestos de desaprobación. "Yo nunca he dicho eso, yo cumplo con las reglas. Si me paso de los 25 segundos, me ponen una advertencia. Y si no, mira el reloj. No sé muy bien qué pretendes con esto", ha contestado el balear sin despeinarse y poniendo en duda la buena fe de las preguntas.