Las nuevas marcas de sujetadores que no hacen daño (y para todos los tamaños)

·6 min de lectura
LONDON, ENGLAND - JUNE 17: Jada Sezer attends the launch of Sports Direct's trailblazing new flagship store on Oxford Street on June 17, 2021 in London, England. Attendees were the first to try the UK's first ever multi-brand bra finder tool, supporting women in sourcing the perfect kit for their fit.  (Photo by David M. Benett/Dave Benett/Getty Images for Sports Direct)
La modelo y activista de la salud mental e imagen corporal Jada Sezer asistió el 17 de junio de 2021 a la inauguración de una tienda multimarca en Londres que ofrece a sus clientes una herramienta para encontrar la talla y el modelo de sujetador ideal. (Photo by David M. Benett/Dave Benett/Getty Images for Sports Direct)

Hace exactamente un año escribía en este blog sobre la tortura de usar un sujetador.

“La asimetría de mi cuerpo deforma el más anatómico de los diseños y, luego de unas cuantas lavadas, el hilo metálico atraviesa la tela y termino con la punta clavada a un costado de mi seno derecho”, relataba sobre los famosos push-ups que Victoria Secret puso de moda en la década de 1990.

Las icónicas imágenes de las super modelos convertidas en mujeres celestiales en diminuta lencería que enloquecían a los hombres de mi generación para mí representaban el peor de los infiernos. Piel rota, ardor, incomodidad, ropa ensangrentada. Hasta que un buen día le dije adiós a los sujetadores con aros porque comprendí que no tenía sentido sufrir de esa manera por tratar de elevar mis senos artificialmente.

Lo que desconocía era que los días de los esculturales ángeles que regían el firmamento de la ropa interior femenina se estaba desvaneciendo y que ascendían con paso firme marcas que se adaptaban a las necesidades de las mujeres de carne y hueso como yo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Las consumidoras de todas las edades buscaban comodidad, una mayor variedad de tallas y simplicidad. Porque la realidad es que la ropa interior es demasiado costosa para gastar dinero en un sujetador de encajes transparentes cuando lo que necesitas es un tejido de buen algodón para reportear, ir a la universidad o trabajar en la UCI de un hospital .

Y mientras Victoria Secret se durmió en los laureles y desestimó los llamados de las mujeres lactantes, deportistas y las voluminosas, otras marcas pequeñas supieron responder a las nuevas exigencias del mercado.

Así firmas como ThirdLove, Negative, Cuup, Skims, Kit Undergarments, Savage X Fenty, True & Co. y Parade han ido ganando el espacio que Victoria Secret ha ido perdiendo. 

La firma española Nude Label confecciona piezas que puedan ser usadas "como una segunda piel por todo tipo de personas, no solo para modelos perfectas". También cuidan que su proceso productivo tenga el menor impacto ambiental posible.

Calzedonia ha impulsado su marca Intimissimi con colecciones de sujetadores y bragas para todos los gustos, pero donde resaltan los sujetadores reforzados pero sin aros. 

H&M destaca por sus modelos casuales a bajos precios, mientras que Oysho tiene una amplia variedad de sujetadores para todas las ocasiones:invisibles, triangulares, sin aro, post-operatorios, deportivos y hasta unos extracómodos para dormir.

La marca Cuup muestra mujeres reales en las imágenes promocionales de su web y dice que su misión “es redefinir la manera en la que las mujeres se miran y se sienten en su ropa interior”.

Asegura que durante años la silueta femenina ha sido comprimida en unas pocas tallas estándar. Y cuando no entramos en ese estándar hemos puesto en peligro nuestra confianza, nuestra sensualidad y nuestro sentido de pertenencia.

Una de las usuarias es Christina Llanero, una influenciadora de belleza y agente inmobiliario de Nueva York. Dijo que creció bajo la influencia de Victoria Secret pero que a los 22 años desea comprar a una marca con valores más positivos. “Aprendí a amar mis curvas y amor mi cuerpo, pero fue muy difícil crecer viendo a esas mujeres perfectas en los anuncios publicitarios.

El punto de quiebre fue el comienzo de la pandemia. Las mujeres dejaron de vestirse apresuradamente cada mañana para llevar a los hijos al cole antes de ir a trabajar por las restricciones sanitarias y los confinamientos. Y de un día para otro tuvieron que cambiar su atuendo laboral por holgados camisones y ropa deportiva. ¿Quién en su sano juicio usaría un pushup para responder correos electrónicos y ayudar a hacer deberes desde la cocina o el salón?

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Lo interesante es que no salimos en masa a renunciar por completo a los sujetadores. Simplemente nos permitimos prendas funcionales y cómodas. Yo aproveché unos descuentos online y compré sujetadores deportivos. Y no fui la única. En Estados Unidos, el mercado de los sostenes deportivos aumentó el 32 por ciento, mientras que los llamados bralettes y los sujetadores sin aro crecieron un 5 por ciento.

Las nuevas marcas nos ofrecieron lo que estábamos buscando: soporte, confianza y comodidad.

La tendencia de la ropa interior desde la pandemia ha ido alejarse de los modelos con aros y rellenos para explorar los territorios híbridos de los modelos multifuncionales.

Los modelos más vendidos de la marca Bare Necessities en 2020 fueron una camiseta brassiere y los bralettes, que son sujetadores sin ligas de un material elástico que se ajusta al cuerpo sin usar broches en la espalda.

Muchas mujeres prefieren los diseños simples, limpios, agradables al tacto con telas de buena calidad.

Las grandes cadenas no se han quedado atrás. La gigante británica Marks and Spencer lanzó su nueva colección de ropa interior con una campaña inclusiva que enfatiza las prendas de color carne o “nude”. La cadena ofrece más tallas y más opciones dentro de la gama de tonos neutros para que cada cliente tenga la posibilidad de elegir el tono que se parezca más a su color de piel.

"¿Qué es lo que más te gusta de tu cuerpo?", preguntan los anuncios publicitarios de M & S que muestra a mujeres de todas las edades, formas, tamaños y tono de piel en un concepto que motiva a alimentar el amor propio.

Y como era de esperar, Victoria Secret también ha aprendido la lección y después disolver a su grupo de ángeles creó un equipo de atletas, activistas y artistas para respaldar la transformación de su marca. Ya no veremos a las super modelos hiper-sexualizadas vendiendo fantasías, sino a una refugiada, una futbolista, una inversionista promoviendo empoderamiento.

Me parece un sensato giro de timón por parte de la multinacional de la ropa íntima. Pero como consumidora le daré la oportunidad a las marcas emergentes, creadas por mujeres emprendedoras.

Historias que también te gustarán:

(VIDEO) 8 claves para mejorar tu relación con tu sujetador

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente