La edad de Viggo Mortensen nos da una bofetada sobre el verdadero paso del tiempo tras ‘El señor de los anillos’

·7 min de lectura

Por Alberto Cano.- El tiempo no pasa en balde para nada ni nadie, aunque por diversas razones hay veces que puede parecer que este no haya existido. Esa es muy posiblemente la relación de muchos espectadores con grandes títulos y sagas cinematográficas, que tal es el cariño que les guardan y han sido tantas las veces que las han visto año tras año que es probable que las sigan sintiendo como productos recientes, sobre todo cuando se trata de películas tan aclamadas que han envejecido tan bien como El señor de los anillos.

Póster de El señor de los anillos: El retorno del rey (Foto: New Line Cinema)
Póster de El señor de los anillos: El retorno del rey (Foto: New Line Cinema)

Lo cierto es que ha llovido mucho desde que Peter Jackson grabara aquella reconocida trilogía, pero somos muchos los que aún tenemos en nuestra mente aquellos años en los que la Tierra Media fue como una segunda casa, en los que personajes como Frodo, Aragorn o Gandalf se sentían como amigos cercanos o en los que soñábamos con vivir aquellas grandes batallas fantásticas. O al menos esa fue mi impresión viendo la trilogía hace ya dos décadas, pero que dichas sensaciones sigan repitiéndose una y otra vez cada vez que vuelvo a ver las películas de adulto me dice que casi todo espectador sintió lo mismo.

A lo que voy, es que dichos recuerdos siguen intactos y rondando por nuestras cabezas, y cuando nos dicen que ya han pasado 20 años desde el estreno de El señor de los anillos: La comunidad del anillo el 19 de diciembre de 2001 no damos crédito a que dicha posibilidad sea cierta. Pero sí, es totalmente certero. Y resulta aún más sorprendente cuando te paras a valorar la edad y trayectoria de todas las estrellas implicadas en el proyecto.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Por ejemplo, a Elijah Wood, quien en aquellos años le recordábamos por películas familiares como Las aventuras de Huckleberry Finn de Disney, Flipper o terror adolescente como The Faculty, aún le seguimos viendo con la imagen de aquel joven que interpretó a Frodo y no como el adulto de 40 años que es. El estar ausente de grandes proyectos y el limitarse al cine de género posiblemente haya influido, pero creo que entra mucho más en juego el que continuamente tengamos en nuestras cabezas sus aventuras por la Tierra Media. Y esto se confirma con otras estrellas de mayor trayectoria como Viggo Mortensen o Ian McKellen.

Tras El señor de los Anillos, Mortensen ha construido una carrera muy prolífera con películas en Hollywood, Europa o Argentina, habiendo estado hasta tres veces nominado al Oscar por películas como Promesas del este, Captain Fantastic o Green Book. Pero en nuestros corazones sigue siendo Aragorn. Y con McKellen, no sé si será solo mi impresión, pero pese a haber interpretado a otros personajes importantes de la cultura popular como Magneto en X-Men cada vez que lo veo solo pienso en la figura de Gandalf. Su huella fue tan profunda que resulta completamente inevitable.

Y es que seguimos viendo a todos y cada uno de sus protagonistas como si no hubiera pasado el tiempo. Y ha pasado. Mucho. Es más, el shock es aún mayor cuando ves que hoy en día Mortensen, cuya imagen de hombre galán y caballeroso se ha mantenido intacta a lo largo de los años, tiene más edad de la que tenía McKellen durante el rodaje de La comunidad del anillo. En concreto, el intérprete de Aragorn ahora dispone de unos muy bien llevados 63 años mientras que McKellen interpretó a Gandalf con 62. Aunque más duro es darse cuenta que este último es ahora un hombre bien mayor de 82 años. Y creo que este golpe de realidad es unánime para todos aquellos que vivimos El señor de los anillos en su día.

El señor de los anillos: John Rhys-Davies, Viggo Mortensen, Ian McKellen, Sean Bean, Dominic Monaghan, Sean Astin, Elijah Wood, Billy Boyd yd Orlando Bloom en el Chateau Castellaras en Castellaras, Francia, el 11 de mayo de 2001. Photo by Frank Micelotta/ImageDirect.
El señor de los anillos: John Rhys-Davies, Viggo Mortensen, Ian McKellen, Sean Bean, Dominic Monaghan, Sean Astin, Elijah Wood, Billy Boyd yd Orlando Bloom en el Chateau Castellaras en Castellaras, Francia, el 11 de mayo de 2001. Photo by Frank Micelotta/ImageDirect.

Es pensar estas cosas y que se te venga el tiempo encima, porque en mi mente fue ayer mismo cuando era un crío que se pasaba las horas muertas viéndose una y otra vez los DVD e incluso VHS grabados de emisiones en televisión de El señor de los anillos. Por aquel entonces, al tener las películas una calificación de No recomendada para menores de 13 años, no llegué a ver ninguna en el cine, puesto que en las navidades en las que estrenaron mi familia priorizó opciones como las dos primeras entregas de Harry Potter o Buscando a Nemo. Pero casi un año después del estreno de La comunidad del anillo, un primo me prestó el DVD con la versión extendida de la película y quedé prendado con todo el universo de la Tierra Media. No paraba de imaginarme aventuras por aquellos parajes, pensar en la continuación de la historia, charlar de la película con amigos… La historia se repitió con Las Dos Torres y El retorno del Rey.

Y la espera entre una y otra fue realmente dura, porque el fenómeno, del que en aquellos tiempos donde uno no tenía internet se percataba por revistas como Cinemanía o Fotogramas y por los numerosos comentarios que escuchabas a personas de tu alrededor, era enorme y generaba una necesidad vital de ver la siguiente película. Por suerte, por aquel entonces la saciaba viéndome la buena hornada de cine fantástico y de aventuras que nos dejó los comienzos de la década de los 2000, como fue el caso de Harry Potter o El viaje de Chihiro. o míticas cintas de los 90 y 80 que emitían en televisión como Dragonheart, La princesa prometida o Dentro del laberinto. También probé a leer los libros de El señor de los anillos, pero por aquel entonces su lectura me fue demasiado densa y acabé desistiendo. Necesitaba verlo en imágenes.

Ian McKellen y Elijah Wood que interpretan a Gandalf y Frodo en El señor de los anillos en el cine Odeon Leicester Square en Londres en el estreno (Photo by William Conran - PA Images/PA Images via Getty Images)
Ian McKellen y Elijah Wood que interpretan a Gandalf y Frodo en El señor de los anillos en el cine Odeon Leicester Square en Londres en el estreno (Photo by William Conran - PA Images/PA Images via Getty Images)

Claro está que El señor de los anillos fue el motor de mi gran pasión por el cine fantástico, la épica medieval y las cintas de espada y brujería, de ahí que en los años siguientes me enganchara tanto a sagas como Las crónicas de Narnia, a miniseries que trataban de emular de mala manera las cintas de Peter Jackson como la alemana El reino del anillo o incluso a adaptaciones muy fallidas como Eragon o La brújula dorada. Yo era feliz viendo grandes mundos de fantasía, inmensas batallas, criaturas mágicas y héroes protagonizando las siempre apasionantes batallas del bien contra el mal. Y esta pasión se ha seguido manteniendo hasta nuestros días, habiendo sido incrementada por el camino por otras producciones como Juego de Tronos e incluso la cuestionable vuelta a la Tierra Media con El hobbit.

Pero por muchas películas o series que se hayan estrenado con los mismos ingredientes, el referente de El señor de los niños siempre ha estado en mi mente. Pocas producciones pueden equipararse con el universo de Tolkien o con el gran trabajo tras las cámaras que hizo Peter Jackson y su equipo. Al final son películas a las que siempre te gusta volver y recordar todo lo que aportaron al género y a ti como espectador. Y por eso han envejecido tan bien en el imaginario colectivo y las seguimos sintiendo como cintas no muy lejanas en el tiempo.

Sir Ian McKellen a los 82 años durante la presentación de
Sir Ian McKellen a los 82 años durante la presentación de "Hamlet" en el Teatro Royal, Windsor el 15 de julio de 2021 en Windsor, Inglaterra (Photo by Gareth Cattermole/Getty Images) - Viggo Mortensen a los 63 años posa en la presentación de la película "Falling" en el Hotel De Rome el 21 de octubre de 2020 en Berlin, Alemania. (Photo by Franziska Krug/Getty Images)

De ahí que al encontrarse con datos como la edad de sus actores a uno se le venga el tiempo encima y piense que ya no es ese niño que se pasaba las tardes viendo El señor de los anillos despreocupado, sino un adulto cuya vida ha cambiado drásticamente. Y es que el tiempo no pasa en valde para nada ni nadie. Aunque es bonito ver cómo la magia del cine consigue crear estas sensaciones imperecederas.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente