Un senador entra a caballo en el Congreso de Colombia porque "es mi mascota"

Alirio Barrera, sobre su caballo, en las cercanías del Congreso de Colombia (Photo: Nicolás García)
Alirio Barrera, sobre su caballo, en las cercanías del Congreso de Colombia (Photo: Nicolás García)

Alirio Barrera, sobre su caballo, en las cercanías del Congreso de Colombia (Photo: Nicolás García)

El senador colombiano Alirio Barrera, del partido uribista Centro Democrático, ingresó este martes al Capitolio Nacional con su caballo, alegando que la semana pasada el presidente del Senado de Colombia había declarado el edificio como “pet friendly”.

“El señor presidente del Senado (Roy Barreras) manifestó que podíamos traer las mascotas los senadores; unos tienen gatos, perros, otros tienen otras cositas, yo tengo mi caballito que es mi mascota”, declaró a varios medios el senador de la oposición, que fue precandidato presidencial, tras pasar al primer patio que hay en el Capitolio.

Barrera, que fue gobernador del departamento ganadero de Casanare (este), aseguró que “no iba a desaprovechar el papayazo (la oportunidad)” de poder mostrar al resto senadores su caballo “Pasaporte”, que usa en las labores del campo.

Al mismo tiempo alegó que con ese gesto pretende mostrar la labor de “los campesinos del país que son más de 15 millones que hoy en su mayoría utilizan un caballito, una mula para transportar los alimentos y trabajar”, y oponerse a los proyectos de ley que quieren prohibir el uso de animales en labores cotidianas.

Congreso “pet friendly”

El pasado 20 de septiembre, Barreras, de la coalición gobernante Pacto Histórico, declaró que la Cámara Alta sería “pet friendly”, al llevarse a su tribuna a “Covid”, un perrito negro que adoptó durante la pandemia.

“A partir de la próxima semana el Congreso de Colombia será ‘pet friendly’, amigo de los animales, así que los señores senadores y senadoras podrán traer sus mascotas”, invitó Barreras.

Los guardias del Congreso no pusieron ninguna resistencia a que el senador uribista ingresara a su caballo, ya que nunca se especificó qué tipo de mascotas serían aceptadas, pero el acto ya ha sido criticado por algunos congresistas oficialistas y calificado de “pantomima vergonzosa” y “payasada”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...