Una Semana Santa de escándalo, los españoles aumentaron gastos y viajes en 2022

Celebración de la Semana Santa en Valencia, en 2015. (Photo: JOSE JORDAN via AFP via Getty Images)
Celebración de la Semana Santa en Valencia, en 2015. (Photo: JOSE JORDAN via AFP via Getty Images)

Celebración de la Semana Santa en Valencia, en 2015. (Photo: JOSE JORDAN via AFP via Getty Images)

De todo menos penitencia. Tras un primer trimestre de 2022 marcado por la escabechina de contagios que provocó la variante ómicron del coronavirus, que lastró el crecimiento económico y la actividad turística, los españoles se lanzaron a las playas con más ganas que nunca o, por lo menos, con más ganas que en 2019, según los datos del Instituto Nacional de Estadística.

El número de viajes de los residentes alcanzaron los 44,6 millones y el gasto total que realizaron fue de 11.657 millones de euros. Además, los destinos preferidos se situaron en un 91,8% en territorio nacional frente al 8,2% que optaron por los viajes internacionales, lo que supone unos incrementos del 22,1 y del 398% respectivamente.

La Semana Santa es el mejor síntoma de la recuperación de la actividad turística. Comparada a la de 2021, que cayó en fechas diferentes, en 2022 experimentó un aumento en el número de desplazamientos del 167,2%, con un 6,4 millones de viajes sobre el total del Segundo Trimestre. Los destinos preferidos fueron Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana. Playita y mucho sol.

Fue también una época de reencuentros, el 31,7% de los viajes fue para reencontrarse con familiares y amigos, un 13,5% más que en 2021. Y sobre todo de ocio y recreo tras dos años de encierros intermitentes, más de la mitad de los viajes se enmarcan en la categoría del ocio y recreo, un 51,9%.

La reactivación económica también se nota en los desplazamientos, los viajes de negocios, también aumentaron un 18,6%. El 13,2% restante corresponde a los viajes motivados por otros motivos. Todo sube.

El verano de la recuperación

La actividad turística está experimentando este primer verano sin restricciones ni nuevas variantes víricas, unos estándares de ocupación en los principales destinos turísticos españoles que no se registraban, en muchos casos, desde antes de la pandemia. Algunas confederaciones de empresarios consultadas por El HuffPost, hablaron este septiembre sin tapujos sobre el verano de la recuperación.

La resurrección del turismo se deja notar en los datos de empleo, y en las cuentas de las empresas hoteleras de todo el litoral español, que vuelve a recuperar el pulso tras dos años de pura tensión.

Sin embargo, no todo son campanadas al aire, y algunas confederaciones y asociaciones de empresarios advierten de que a pesar de las grandes cifras, la inflación desbocada del 10,5% se come buena parte del margen de beneficios, llegando incluso a esfumarlos por completo.

Tras un buen Segundo Trimestre y un verano que apunta a mejorar lo presente, queda por ver cómo empieza el temido otoño, marcado por la crisis energética motivada por la guerra de Ucrania y los cortes de gas rusos que hacen tambalear las economías europeas.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Más información