La semana más dura por delante de Marina tras pasar de infiel a engañada en 'La isla de las tentaciones'

·7 min de lectura

La isla de las tentaciones 3 se ha convertido en un fenómeno de la televisión y de las redes sociales y si bien ya conocemos cómo han acabado Marina y Jesús, Lucía y Manuel, Claudia y Raúl, Diego y Lola así como Hugo y Lara, Mediaset ha decidido estirar el formato antes de dar el relevo a Supervivientes. Así, mientras que los espectadores podrán disfrutar de más contenido de esta tercera edición, siendo testigos del reencuentro de todas las parejas ocho meses después de haberse embarcado en esta experiencia televisiva, se avecinan unos días difíciles para la joven sevillana que dio rienda suelta a sus deseos con Isaac en República Dominicana.

Ahora pinta que la joven va a tener que comerse en el debate final del miércoles, en pleno prime time, todas las preguntas sobre la infidelidad que se ha destapado de Isaac con Bela (otra de las participantes de esta tercera edición) pero, sobre todo ¡el bombazo de Lucía e Isaac! Además de enfrentarse a Jesús, su ex novio, que no sería de extrañar que vaya guerrero ahora que ella está sintiendo el dolor de la traición que le hizo sentir a él cuando le fue infiel en el programa. Es decir, se viene otro circo mediático en la cadena con los dimes y diretes con un triángulo amoroso inesperado. Y Marina ha pasado de mostrarse feliz, libre y empoderada a sentirse "destrozada".

©Twitter (@rocioseguirviva)
©Twitter (@rocioseguirviva)

A pesar de que los fans de La isla de las tentaciones 3 ya conocen el desenlace de la edición, sus protagonistas continúan en el candelero. Sin ir más lejos este fin de semana han corrido como la pólvora en las redes sociales unas imágenes que dejan entrever que Marina e Isaac ya no están juntos ya que el tentador (más conocido como Lobo) habría iniciado otro romance. O dos...

Si bien el pasado jueves Telecinco emitió la entrega centrada en qué había sido de las parejas seis meses después de su experiencia en República Dominicana, el contenido de este capítulo (grabado hace un par de meses) ya se quedó desactualizado ante los giros de última hora. Para emprezar, el inicio de la semana ya ha resultado especialmente doloroso para Marina, traicionada por Lucía y Lobo. Las dos protagonistas han dinamitado su amistad en El debate de las tentaciones del lunes después de que se haya destapado un auténtico bombazo que ha supuesto un antes y un después en la edición que ha seguido de cerca este triángulo amoroso.

Y es que Lucía y Lobo se han besado. Toda una traición que está siendo muy difícil de soportar para Marina. Ha sido la propia gaditana quien ha revelado que ella e Isaac habían intimado después de que su expareja Manuel le haya amenazado en su reencuentro en el plató con contar una información comprometida.

"Yo en esa isla es verdad que hice una amistad muy bonita con Isaac. Era una persona que me miraba y sin hablar sabía lo que sentía, sabía que se tenía que acercar a mí a darme una caricia o las palabras que me tenía que decir. Yo ahí no veía más allá de mis narices de lo que me estaba haciendo Manuel”, ha revelado Lucía al comienzo de su discurso a la par que ha añadido que “cuando llego a España, desde la primera noche, yo me acuesto y no puedo dormir y no me acuerdo de lo que me ha hecho Manuel. Se me viene a la mente todo el tiempo Isaac".

“Me di cuenta de que me gustaba. Yo llevo aguantándome ocho meses sentimientos, no calentones. Es la diferencia", se ha defendido Lucía explicando entonces que finalmente había decidido confesar sus emociones a su compañera. "Se lo dije a Marina y perdimos la relación las dos”. Asimismo ha comentado que “Marina me dice que no pasaba nada y que lo sabía desde un primer momento pero que nunca me lo había dicho".

Después de que Lucía haya confesado que se ha dado un par de besos con Lobo, la presentadora ha contactado con Marina que ha aparecido muy sonriente en pantalla aunque no ha tardado en demostrar su dolor por la traición: “Yo todavía estoy flipándolo. Yo todavía estoy que me lo dicen y es que sigo sin creérmelo. Yo estoy deseando echármelo a la cara porque no ha tenido dos pares de contármelo y decirme la verdad”.

La sevillana se ha mostrado visiblemente molesta en la conexión aunque los momentos de máxima tensión se han producido tras su llegada a plató. “Yo estoy destrozada. Llevo tres días que para mí se quedan. Yo me he sentido engañada, traicionada no solo por él sino por ella que es mi amiga, ha dicho antes de desvelar que se había ido a vivir con Lobo a Barcelona porque estaban tan a gusto que la distancia no se les hacía nada llevadera. Sin embargo, a la semana recibió un mensaje de Lucía que le descoló por completo: “Me quedé en shock. Mi única amiga que he sacado de la isla me está diciendo que le está gustando el chico con el que yo estoy".

Según ha compartido Marina, la actitud de Lobo cambió pasadas las semanas y le pidió un tiempo para él. La sevillana no le dio opción así que le dijo que cada uno siguiese su camino y poco después se enteró que Lucía y el tentador había reservado una habitación en el hotel. Aunque esta no ha sido la única deslealtad que ha sufrido recientemente la protagonista y a la que ha tenido que hacer frente en pleno directo. Y es que se suma otra información ya que le llegó que Isaac también se había liado con Bela, una de las tentadoras de la villa de los chicos.

El acercamiento de Lobo con Bela lleva varios días circulando por redes sociales. Es decir, mientras los espectadores veían a Marina y al tentador catalán asegurando en el reencuentro que estaban juntos, en las redes sociales se aportaban pruebas que confirmaban que algo no iba bien entre la pareja gestada en la isla.

Lo cierto es que tras la emisión del programa de reencuentro de los protagonistas seis meses después ni Marina ni Lobo compartieron ninguna publicación en Instagram con la que celebrar su decisión de marcharse juntos Y si bien este silencio levantó sospechas tampoco ayuda que el tentador haya sido pillado acaramelado junto a Bela. En las imágenes se aprecia una complicidad y una actitud cariñosa entre ambos, por lo que muy pronto podrían confirmar esta nueva relación que deja en un lugar muy comprometido a la expareja de Jesús.

A Marina le queda la semana más dura por delante tras pasar de infiel a engañada. Si echamos la vista atrás la joven influencer se embarcó en La isla de las tentaciones 3 con su novio Jesús porque necesitaba volver a recuperar la chispa en su relación de seis años. Sin embargo, en el arranque del reality la sevillana se acercó a Lobo quien ahora ha sido cazado con una tentadora y, también, con su propia amiga. De hecho, la pareja tardó muy poco en ponerse a prueba ya que curiosamente su propio chico escogió para su primera cita a Bela aunque la historia entre ambos no pasó a mayores.

Sin ir más lejos, el padre de Marina advirtió en el último Deluxe que Marina hablaría cuando viera conveniente, dejando fatal a Lobo al decir que no tiene miramientos con las mujeres. José Luis confesó que no está nada contento con la elección que tomó su hija en la hoguera final y arremetió duramente contra el soltero que conquistó a Marina: “A mí me daría vergüenza tener un hijo como él. Durante estos seis meses que terminó el programa mi relación con mi hija está muy deteriorada por culpa de ese señor”.

Pero que el padre de Marina haya sacado a relucir la supuesta otra cara de Lobo es el menor de los problemas para la joven. Y es que se avecina tormenta porque los reencuentros más esperados por los espectadores son los de su expareja Jesús y el de Lucía.

En resumen, una nueva polémica salpica de lleno a Marina después de que La isla de las tentaciones 3 haya llegado a su fin.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente