Selim insiste a Fusum en volver en 'Las mil y una noches'

Por Telenovela

From Diez Minutos

Al conocer la noticia del matrimonio de Burak, Seval sufre un infarto. Por suerte, Bennu y Kerem se encuentran a su lado y la trasladan de inmediato al hospital. “Está fuera de peligro y en unos días podrá regresar a casa”, informan los médicos. El rechazo de toda la familia comienza a hacer mella en Sezen. “No debimos casarnos. Cometimos un gran error”, dice a su esposo. Onur y Sherezade vuelven a enzarzarse en una discusión cuando ella anuncia que debe viajar por trabajo a Bakú. Mientras, Eda sigue con sus perversos planes y busca una aliada en Melek. Por eso, le propone que sea su compañera de piso y la anima a luchar por el amor de Burak: “Hazte la víctima y ten paciencia. Verás cómo te vuelve a buscar”.

Un correo desata los celos de Onur

Semih sigue en paradero desconocido y sin contestar a las llamadas de Sezen. Burak intenta localizarlo en vano y al ver a su esposa cada vez más deprimida, pide ayuda a Kerem. Para su sorpresa, este aprueba su matrimonio: “Sé que la amas. Espero que podáis ser muy felices”.

Eda envía un mensaje a Sherezade haciéndose pasar por un antiguo amante. Ajena a esto, la arquitecta acude a varias reuniones de trabajo y como tiene problemas con la conexión a internet, llama a Onur para que le dé unos datos que guarda en su correo. Cuando este entra, ve el apasionado mensaje y sus celos se desatan. “Verte de nuevo me hizo recordar el pasado. Los años te hicieron una mujer más espectacular”, son algunas de las frases que lee.

Aprovechando que imparte de nuevo clases de pintura a Buket, Selim se presenta en casa de Füsun e insiste para que retomen su relación: “Te amo y sé que tú a mí también”. Desesperada, la mujer busca la ayuda de Nadide. “¡Eres un desvergonzado! ¿Cómo te has atrevido a acercarte a mi familia? Fuera, y si vuelves lo pagarás muy caro”, lo enfrenta la señora.

Ahu, por su parte, atiende a sus primeros clientes y piensa la manera para evitar compartir el dinero con Tamer. A su regreso de Bakú, Sherezade nota a Onur distante y con más celos que nunca. Para colmo, Eda envía el teléfono de la arquitecta a Ozcan, que no duda en llamarla y es el dueño de Binyapi quien contesta.