Los segundos positivos de "reinfectados" de COVID-19 no son reales

Getty Creative

Algo que preocupa a los investigadores sobre el COVID-19 son las posibles reinfecciones. Y no como un ejercicio teórico: en Corea del Sur se vieron casos de pacientes que se habían curado y volvían a dar positivo al cabo de un tiempo. Pero resulta que tenemos buenas noticias: eran falsos positivos.

Y no pocos, precisamente. Estamos hablando de 277 casos de reinfecciones detectados hasta el pasado martes. Pero en realidad no son pacientes que se hayan vuelto a infectar. Simplemente aún tenían partículas virales en su interior, pero no virus activos.

La manera en que las autoridades sanitarias de Corea del Sur lo explican es bastante sencillo: el problema está en que la técnica que se emplea, la ya famosa PCR, es demasiado sensible, y no diferencia entre virus "vivos" y "muertos".

Esto es así por la manera en que funciona la técnica, y la prueba para saber si un paciente está infectado de coronavirus. No hace falta entrar en detalle para entenderlo, así que vamos a explicarlo de manera sencilla.

Cuando se sospecha que un paciente tiene COVID-19, se toma una muestra de tejidos a los que puede atacar el virus, principalmente de garganta. De dicha muestra se obtiene ARN, ya que es el tipo de molécula que el coronavirus emplea para su genoma, y se realiza una retrotranscripción, es decir, se "pasa" el ARN a ADN.

Y este ADN es el que se emplea para la PCR o reacción en cadena de la polimerasa. Gracias a esta técnica se consiguen muchas copias - cientos de miles - del ADN que se obtuvo en el paso anterior, y se comprueba si entre todas esas copias están los genes del virus.

Ya nos podemos imaginar lo que ha pasado: todavía quedaban restos del virus, y esos restos se pasaron a ADN y se amplificaron. Porque la PCR no diferencia entre un virus "muerto" y otro "vivo", ni si el genoma está completo o no. Simplemente copia en muchas cantidades, amplifica, el ADN que se encuentra.

Así que ya tenemos una explicación plausible para las reinfecciones de COVID-19. Que traían de cabeza a los investigadores porque una cosa que ya se tiene claro - en Ciencia nunca se puede tener certeza absoluta, hay que tenerlo siempre presente - es que el coronavirus no entra en el núcleo celular y se integra en el ADN. La enfermedad puede durar mucho tiempo, pero no cronifica, con lo que las reinfecciones no parecen probables.

Más historias que te pueden interesar: