Vivir en un país con una cuota de sol estacional privilegiada (y comer bien) no te libra de esto

Se trata de un problema de salud frecuente que pueda conllevar enfermedades asociadas. Te lo contamos

Si quieres evitarlo debes tener una exposición solar adecuada para incrementar la síntesis cutánea de la vitamina D y una mayor ingesta de alimentos ricos o enriquecidos en vitamina D. (Foto: Vidayestilo)

La vitamina D desempeña un papel fundamental en el organismo en procesos como la regulación de la absorción intestinal de calcio o el mantenimiento de la homeostasis ósea y muscular. Además, mediante acciones autocrinas y paracrinas, también contribuye a la regulación de la proliferación y la diferenciación celular. Pese a la importancia que la vitamina D tiene en el organismo, 1 de cada 2 españoles presenta déficit de esta vitamina.

El déficit de vitamina D se ha relacionado con enfermedades óseas, infecciosas o cardiovasculares, con tumores y con patologías autoinmunes o diabetes mellitus tipo 2.

Factores como la pigmentación cutánea, la edad avanzada, el índice de masa corporal, la utilización de cremas protectoras, la estación del año o la contaminación, pueden favorecer niveles plasmáticos bajos de esta vitamina.

Por otro lado, esa carencia puede deberse a alteraciones en el metabolismo del calcio y de la propia vitamina D, originados por una malabsorción intestinal, o por alteraciones hepáticas o pancreáticas, como la celiaquía o la enfermedad inflamatoria intestinal.

Tus niveles de vitamina D repercuten en la asimilación del calcio, tómatelo en serio. (Foto: Hola)

Cómo lograr niveles óptimos de vitamina D

La prevención del déficit de vitamina D se puede conseguir prolongando la exposición a la luz solar, incluyendo alimentos fortificados en la dieta o utilizando suplementos. El nivel mínimo recomendado de ingesta de vitamina D diaria es de 600UI (15 µg) al día en personas menores de 70 años y 800UI (20 µg) en mayores de esa edad. La ingesta debe incrementarse al menos un 50 por ciento en personas susceptibles de padecer carencias de vitamina D y un 150 por ciento durante el embarazo y la lactancia.

“Los especialistas nos encontramos con pacientes que, pese a seguir una alimentación saludable y vivir en un país con una cuota de sol estacional privilegiada, necesitan añadir artificialmente un suplemento diario de vitamina D para lograr niveles óptimos para su salud”, explica el Dr. Esteban Rubio, reumatólogo coordinador de formación en el Servicio de Reumatología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

Sin embargo, ante la escasez de vitamina D presente en los alimentos, los expertos recomiendan el uso de suplementos que permitan conseguir niveles óptimos para la salud. Entre ellos destacan un nuevo medicamento con calcifediol, un metabolito indicado para tratar el déficit de vitamina D, que es fundamental para la absorción del calcio en el organismo. Hidroferol (0,266 mg), de Faes Farma,  se presenta en ampollas, en gotas –adecuadas para el uso pediátrico- y en cápsulas blandas de 16.000 UI (0,266 mg) cada una, que es única en España.

También te puede interesar:

¿’Malabsorbedor’ que tolera la lactosa o un intolerante que la absorbe bien?

¿Puede una dieta baja en FODMAPs acabar con los trastornos intestinales?

El líquido rojo que suelta la carne, ¿es sangre?