El secuestro del 'Primer ministro' y toda su familia

Por Diego Jimeno

From Diez Minutos

El Primer ministro belga (Koen De Bouw) es secuestrado, junto a su mujer y sus hijos, justo unos minutos antes de que comenzara una importante visita diplomática del presidente de Estados Unidos. La condición de los secuestradores es clara y contundente: la única forma de salvar su propia vida y la de su familia será asesinar a la presidenta estadounidense (Saskia Reeves) aprovechando el inminente encuentro. Sin tiempo de reacción, y sin posibilidad de acudir al Servicio Secreto, tiene que decidir entre la vida de su familia, la de su invitado y su deber como Primer ministro.


Van Looy sube la apuesta por el thriller

Después del remake fallido de El Loft (2015), siete años después de las buenas críticas que cosechó con su propio Loft (2008), solo tuvo que pasar un año para ver un nuevo título dirigido por Erik Van Looy en la gran pantalla. En Primer ministro volvió a apostar por su género fetiche, el thriller, encargándose también de la elaboración del guion, con la colaboración de Carl Joos.

El gran protagonista de este largometraje fue Koen De Bouw, encargado de meterse en la piel del Primer ministro que lleva el peso de toda la trama. Con este filme, el actor belga acumuló su cuarto trabajo a las órdenes de Erik Van Looy, con quien ya había coincidido en Shades (1999), La memoria del asesino (2003) y Loft (2008).

De Premier. Bél., 2016. Thriller. 115 min. Dir.: Erik Van Looy. Int.: Adam Godley, Saskia Reeves, Koen De Bouw, Truus de Boer, Nathan Wiley, Véronique Seghers, Jeroen Van der Ven, Charlotte Vandermeersch, Dirk Roofthooft.