Un estudio arroja resultados contundentes sobre el papel de los probióticos tras pasar el Covid-19

·6 min de lectura
A pesar de que nuestra alimentación no es suficiente para evitar que nos infectemos con Covid-19, cuidar de nuestra microbiota intestinal con una dieta equilibrada que incluya probióticos y prebióticos cuando sea necesario para facilitar el bienestar digestivo nos ayudará a mantener nuestro sistema inmunitario en buen estado. (Foto: Getty)
A pesar de que nuestra alimentación no es suficiente para evitar que nos infectemos con Covid-19, cuidar de nuestra microbiota intestinal con una dieta equilibrada que incluya probióticos y prebióticos cuando sea necesario para facilitar el bienestar digestivo nos ayudará a mantener nuestro sistema inmunitario en buen estado. (Foto: Getty)

Los probióticos son alimentos o suplementos que contienen microorganismos vivos destinados a mantener la microbiota intestinal, la cual se compone principalmente de un conjunto de bacterias que viven en el intestino y que son importantes para el estado de salud de nuestro organismo, debido a su participación de manera muy especial en la regulación del sistema inmune o en la absorción de nutrientes.

Una de las principales maneras en las que el SARS-CoV-2 afecta a la salud de las personas es debilitando el tracto respiratorio, desde la nariz a los pulmones. Pero a medida que los científicos han ido conociendo mejor el virus, han descubierto que los sistemas inmune y digestivo también podían verse afectados. 

Además, se ha observado una composición alterada de la microbiota intestinal de algunos pacientes de Covid-19, con menos bacterias beneficiosas, entre ellas Lactobacillus y Bifidobacterium.

Un microbioma saludable construye un sistema inmunológico fuerte que podría ayudar a vencer al Covid-19. Y resulta que tienes un ejército de microbios viviendo dentro de ti (en tu intestino) que son esenciales para combatir las amenazas, incluido el virus que causa Covid-19. (Foto: iStock/Getty Images Plus)
Un microbioma saludable construye un sistema inmunológico fuerte que podría ayudar a vencer al Covid-19. Y resulta que tienes un ejército de microbios viviendo dentro de ti (en tu intestino) que son esenciales para combatir las amenazas, incluido el virus que causa Covid-19. (Foto: iStock/Getty Images Plus)

O sea que aunque la Covid-19 ataca esencialmente al sistema respiratorio, el vínculo entre este, el tracto digestivo y el sistema inmunitario, hace que sea relevante un examen del papel de la nutrición y la microbiota intestinal en la lucha contra el virus.

También se sabe que los pacientes con Covid-19 presentan una gran variabilidad en su evolución clínica, desde los asintomáticos hasta los que necesitan ingreso en las unidades de cuidados intensivos, lo que parece estar relacionado con la fortaleza de su sistema inmunitario frente a los patógenos.

¿Qué tienen en común muchos de los pacientes con complicaciones graves? Vejez y enfermedades crónicas relacionadas con la dieta como la obesidad, la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares.

En este sentido, los investigadores del Hospital Clínico San Carlos y del Hospital Enfermera Isabel Zendal creen que dada la estrecha relación entre la microbiota intestinal y la activación del sistema inmune, “añadida a que los pacientes con Covid-19 tienen una microbiota intestinal muy pobre en bacterias beneficiosas como Lactobacillus y Bifidobacterium, la administración de probióticos les ayudará a reforzar el déficit inmunitario que se presenta durante y después del proceso infeccioso”, explica la doctora Dulcenombre Gómez Garre, bióloga del Laboratorio de Microbiota del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Clínico San Carlos y del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV), ya que casi un 30 por ciento de estos pacientes presentan diarrea como consecuencia de la afectación del intestino por el virus o bien debido al tratamiento farmacológico empleado.

De hecho, un estudio realizado con pacientes que acudieron a Urgencias con neumonía por SARS CoV2, con afectación pulmonar superior al 50 por ciento -sin necesidad de ventilación mecánica al ingreso-, demostró que "el grupo al que se suplementó con probióticos mostró una resolución más rápida de la diarrea y una disminución del riesgo de progresar a fallo respiratorio con necesidad de ventilación mecánica y también menor mortalidad”.

Este estudio, en el que por el momento participan 30 pacientes del Hospital Clínico San Carlos y otros 30 del Hospital Enfermera Isabel Zendal, pretende investigar no sólo la sintomatología de la enfermedad en su relación con la microbiota intestinal, sino también las secuelas persistentes, “ya que entre el 10 y el 20 por ciento de los pacientes con Covid-19 continúan teniendo síntomas durante al menos tres meses después de haberse contagiado, a pesar de haber negativizado la PCR”, explica el especialista en Medicina Interna del Hospital Clínico San Carlos, Arturo Corbatón. 

Aunque aún no hay evidencia clínica directa de que la modulación de la microbiota intestinal pueda tener un papel terapéutico en la infección de Covid-19, el hecho de que algunas cepas de L. casei, L. plantatum y L. fermentum hayan resultado eficaces para evitar la transmisión de otros coronavirus, “nos hace ser optimistas”, afirma la especialista en medicina interna del Hospital Clínico San Carlos, Nieves Martell.

Dado que no todos los probióticos son iguales en su composición y cantidad de cepas, los investigadores van a probar dos probióticos en este ensayo clínico que, dado su potencial inmunomodulador, esperan que puedan ayudar a una recuperación más rápida de los pacientes con Covid-19.

Por otro lado, lo que sí sabemos es que, dentro de la dieta, probióticos y prebióticos podrían desempeñar un papel importante en la regulación de la respuesta del sistema inmunitario a través de la microbiota intestinal, lo cual, a su vez, influiría en el sistema inmunitario.

En el intestino, las bacterias equilibran la respuesta inmunitaria contra los patógenos. Estas bacterias aseguran que la respuesta inmune sea efectiva pero no tan violenta como para causar daños colaterales al huésped. 

A pesar de que nuestra alimentación no es suficiente para evitar que nos infectemos con Covid-19, cuidar de nuestra microbiota intestinal con una dieta equilibrada que incluya probióticos y prebióticos cuando sea necesario para facilitar el bienestar digestivo nos ayudará a mantener nuestro sistema inmunitario en buen estado.

Y es que tal y como explicaba la microbióloga Ana Maldonado-Contreras, miembro del Comité de Diversidad de la Asociación Estadounidense de Gastroenterología, a The Conversation: "Las bacterias de nuestro intestino pueden provocar una respuesta inmunitaria eficaz contra virus que no solo infectan el intestino, como el norovirus y el rotavirus, sino también los que infectan los pulmones, como el virus de la gripe".

Dado que la dieta afecta la diversidad de bacterias en el intestino, "mis estudios de laboratorio muestran cómo la dieta puede usarse como terapia para enfermedades crónicas. Al usar diferentes alimentos, las personas pueden cambiar su microbioma intestinal a uno que impulse una respuesta inmune saludable", añade Maldonado.

Los microbios intestinales beneficiosos hacen esto ordenando a las células inmunes especializadas que produzcan potentes proteínas antivirales que finalmente eliminan las infecciones virales. Y el cuerpo de una persona que carece de estas bacterias intestinales beneficiosas no tendrá una respuesta inmune tan fuerte a los virus invasores. Como resultado, las infecciones pueden no controlarse, lo que afecta la salud.

Otro experto en la materia avala esta teoría y se muestra optimista en cuanto al uso de los probióticos en pacientes Covid.

“Cuidar de nuestra salud intestinal y en especial, mantener una microbiota muy diversificada mediante una dieta rica en una amplia gama de fuentes vegetales como fruta y verdura, semillas y frutos secos favorecerá una salud intestinal robusta e indirectamente, aumentará nuestra capacidad de combatir ataques virales en cada órgano, incluidos los pulmones”, explica Joël Doré, director de Investigación en el Instituto Nacional de Investigación Agronómica (INRAE).

“Además de una microbiota comensal protectora diversificada, las actividades de algunas cepas de probióticos refuerzan el sistema inmunitario. Cabe por tanto incluirlas en un arsenal preventivo, junto con una dieta adecuada y el refuerzo de la barrera intestinal, así como las estrategias antiinflamatorias y antioxidantes”, concluye.

Más historias que pueden interesarte:

En qué consiste la secuela del Covid-19 que puede obligarte a usar silla de ruedas como Ainhoa Arteta

Encuentran en un fármaco para el asma un posible remedio para el Covid-19 persistente

La mayoría de pacientes con Covid-19 hospitalizados tienen, al menos, un síntoma a los 6 meses de infectarse

COVID- 19 | Las secuelas que deja en los jóvenes