'El secreto de Puente Viejo': así se hace el final de la serie

Por M. Arroyo / Fotos. A. Ruiz
Photo credit: Ana Ruiz HEARST

From Diez Minutos

El 23 de febrero de 2011, una semidesconocida Megan Montaner llegaba al pueblo de Puente Viejo para instalarse como partera. Eran finales de siglo XIX, lo que supuso el inicio de los formatos diarios de época, que han ido enganchando a la audiencia de la sobremesa durante nueve años y diez temporadas. Ahora la novela de Antena 3 se despide. Dejará de grabarse a principios de abril y en verano se descubrirá, al fin, cuál es el gran ‘secreto’ de Puente Viejo.

Detrás de este triunfo hay un equipo, compacto y eficiente, que ha abierto sus puertas a Teleprograma para conmemorar sus nueve años en pantalla, de la mano de su productor ejecutivo, Alberto Pernet, y enseñarnos cómo trabajan. “Ver cómo hemos sido capaces de hacer más de 2.300 capítulos y llegar a millones de espectadores en muchos países diariamente es algo que me llena de orgullo profesionalmente”, reconoce Pernet.

Photo credit: Ana Ruiz HEARST

Una fórmula acertada

Y se querían ir a lo grande, con la vuelta de uno de sus personajes más emblemáticos, Sandra Cervera (Emilia), y el fichaje de Blanca Oteyza, que dará vida a doña Begoña, la mujer de Ignacio Solozábal y madre de sus tres hijas. “Mi vuelta ha sido inesperada, pero me plantearon una trama muy interesante y no pude decir que no. Además, regreso para cuidar a mi padre, que está en una silla de ruedas. He sentido como si no me hubiera marchado nunca”, explica Sandra Cervera.

La continuidad en pantalla y el aplauso del público no ha sido por casualidad. Todo obedece a una fórmula que surgió en los inicios. “Se trata de un proceso muy estudiado que nos permite hacer muchas escenas al día con una buena factura. Quizás ese sea su acertado método, ideado por Luis Santamaría, el productor ejecutivo que la echó a andar. Trabajamos con dos unidades que graban al mismo tiempo, y en nueve días se van completando dos bloques de cinco capítulos cada uno. En ese momento cambiamos de bloque y otros dos directores entran a grabar otros diez. Y así sucesivamente...”, aclara el productor.

Photo credit: Ana Ruiz HEARST

La estela de María Bouzas

Y funciona, ya que en la serie todo está controlado por un equipo joven y entregado. Sin embargo, poco se sabe de su montaje. “Hay un grupo experimentado en edición, con Víctor Somoza a la cabeza. Han montado más de 41.000 secuencias para los capítulos que hemos entregado a la cadena”, dice Alberto.

Y una mención aparte merece doña Francisca. “Nada hubiera sido posible sin ella. Es el personaje a través del que fluye la serie y María Bouzas es una de las mejores actrices que me he cruzado jamás. ¡Le debemos mucho!”, concluye Pernet.