El secreto mejor guardado de Nicole Kidman en 'Moulin Rouge!'

Valeria Martínez
·4 min de lectura

Este año Moulin Rouge! cumplirá nada menos que veinte años desde aquel estreno en cines que nos dejó pasmados, boquiabiertos y enamorados del musical más bizarro, original y romántico del siglo XXI. Una película que, en mi caso, he visto una infinidad de ocasiones (tuve una época de obsesión absoluta) y aun así no fue hasta hace muy poco que descubrí su secreto mejor guardado.

Lo tuve delante de mis narices -u ojos mejor dicho- una veintena de veces, siendo engañada por completo. Y no creo que haya sido la única ilusa…

Póster promocional de Moulin Rouge! (Twentieth Century Studios)
Póster promocional de Moulin Rouge! (Twentieth Century Studios)

En este clásico moderno, que actualmente puedes encontrar en Disney+, Nicole Kidman daba el do de pecho como una cortesana del famoso burdel parisino, cantando, bailando y seduciendo con sus ojos azules y cabellera pelirroja. Todas sus escenas las hizo ella misma, desde los bailes a la voz, entrenando las coreografías y practicando durante dos semanas para subirse al trapecio de su secuencia presentación -cuando rinde homenaje a Marilyn Monroe con la canción Diamonds are a girl’s best friend- y hasta se rompió las costillas por entregarse tanto a los bailes y a los corsé.

Lo que intento decir es que todo en su interpretación fue fruto de su talento y entrega natural… a excepción de un detalle en particular.

Habiendo seguido su carrera desde sus primeras películas, como Calma total,Días de trueno o Un horizonte muy lejano, donde lucía sus rizos naturales de color rojo (aclarándolos poco a poco para cada producción), habría jurado que esa cabellera pelirroja de Moulin Rouge!era la suya natural pero alisada. Con un tinte más oscuro sin dudas, pero la suya natural. Después de todo se puede ver una partición en el lado izquierdo que nos hace creernos el truco.

Pero no. Nicole Kidman aquí también lleva peluca.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Y digo también porque hace décadas que la actriz australiana ha convertido las pelucas en su propio personaje secundario. Es más, juraría que Eyes Wide Shut fue el último personaje que hizo sin cabello falso.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Básicamente, Nicole es la reina de las pelucas de Hollywood. Hace años que no rueda ningún personaje sin llevar una, provocando un verdadero fenómeno viral cada vez que estrena una cabellera nueva, en una serie o película, que resulta muy evidente o un tanto ridícula. Fue lo que sucedió con el nido de ratas gris que llevó en Destroyer, el flequillo ficticio de Celeste en Bit Little Lies sin siquiera una partición creíble en el centro de la melena (fue una de las pelucas más plásticas que le vimos llevar hasta el momento), el peinado inflado de Identidad borrada o el look descuidado de Lion.Incluso la melena rubia ideal que luce en Las mujeres perfectas, Australia o Grace de Mónaco no son fruto de horas de trabajo en la silla de peluquería. También son peluca.

Nicole Kidman y Meryl Streep en la segunda temporada de Big Little Lies (cortesía de HBO)
Nicole Kidman y Meryl Streep en la segunda temporada de Big Little Lies (cortesía de HBO)

En su caso, las pelucas son parte de su transformación artística, así como Meryl Streep usa las gafas y Brad Pitt mastica en escena. Hace poco incluso nos quiso engañar haciéndonos creer que había vuelto a lucir su cabellera original de rizos rojizos en la serie para HBO, The Undoing. Pero también era una peluca. El furor viral por esa melena envidiable fue de tal magnitud que hasta ella se río de sí misma publicando un meme en Instagram.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Pero volviendo a Moulin Rouge! Es cierto que aquella cabellera brillante, roja y perfecta que luce en el musical de Baz Luhrmann podría habernos despertado las sospechas, pero debemos tener en cuenta que en 2001 Nicole todavía no había adoptado la costumbre de las pelucas como hizo los veinte años siguientes. Todavía éramos espectadores vírgenes de su nueva tendencia y el haberla conocido con su cabello rojo salvaje la década anterior nos hizo creer que simplemente había vuelto a su color natural.

Pero no. Nicole lleva una peluca perfecta en todo el metraje. Tan perfecta que muchos ni nos dimos cuenta. Y por si quedaba alguna duda, pueden ver en este vídeo del rodaje su cabellera natural durante los ensayos -más fina, casi rubia y con menos volumen- y el momento en que le colocan la peluca pelirrojo pasión:

Aunque sus rizos naturales eran la envidia cinematográfica de Hollywood a lo largo de los 90 -llegando a robarle protagonismo en pantalla al mismísimo Tom Cruise- Nicole contó en 1989 a People que no tenía “el tipo de cabello con el que puedas jugar en peluquería”. Esto la habría llevado a comenzar a teñirse y alisarse el cabello para poder moldearlo mejor a sus personajes, pero semejante abuso estilista le habría pasado factura. “¡Lo que desearía no haberme arruinado el cabello alisándomelo todo el tiempo!” dijo a Sunday Morning Heraldde Australia en 2020. 

Y ahí lo tienen. El secreto mejor guardado de Moulin Rouge! veinte años más tarde.

Más historias que te pueden interesar: