El secreto de Eva Longoria para quitar las arrugas y mejorar la textura de la piel

eva longoria
El secreto de Eva Longoria para frenar las arrugasFoc Kan - Getty Images

Eva Longoria no tiene problema en mostrar su piel sin maquillaje. A menudo, comparte ratitos de su día a día con su familia mientras cocina en su casa. En estas stories de Instagram se puede apreciar que como cualquier mujer, para estar en su casa, Eva prefiere estar a cara lavada y con ropa cómoda.

Y lo cierto es que en sus selfies sin maquillaje presume de una piel envidiable. Esto es porque la actriz está muy concienciada de lo importante que es cuidar la dermis. Eva sabe que con una rutina adecuada al tipo de piel de cada una, la tez puede cambiar radicalmente y de esta forma es posible lucir a cara lavada un óvalo facial envidiable.

Ahora, Eva ha revelado uno de estos productos clave que forman parte de su rutina de belleza diaria. Se trata de Revitalift Laser con retinol puro de L'Orèal, un serum que se integra en la rutina de noche. El producto está pensado para corregir todo tipode arrugas, incluso las más profundas. Inmediatamante, la piel se reconforta y se aprecia más hidratada, flexible y más lisa. Pero además de esto, tras un mes de uso se pueden notar cambios en la textura de la piel, se refina, se ve más joven y más luminosa.

¿Qué es el retinol?

Y es que sin duda el retinol es uno de los productos estrella de la cosmética tópica y uno de los que cuentan con mayor evidencia científica de su acción. Cientos de test clínicos y mediciones confirman su extraordinaria capacidad en mejorar tanto la textura y tersura de la piel (reducción de arrugas, líneas de expresión e incluso pliegues producidos por la pérdida de firmeza) como en uniformizar el tono cutáneo (posee una constatado efecto despigmentante que lo hace capaz de eliminar las manchas de la piel eficazmente por acumulación de melanina).


Igualmente hay que destacar que a la hora de comenzar a aplicarlo hay que seguir la guía de aplicación del retinol, para evitar que la piel pueda reaccionar. Lo más adecuado es ir agregándolo en cantidades pequeñas e ir aumentándolo a medida que nos cercioramos de que nuestra piel lo tolera.