‘Secret Story’, en el punto de mira por su sistema de votos

·4 min de lectura

Por Mike Medianoche. - En el año 2000 el reality Gran Hermano revolucionó la televisión como pocos formatos. Los espectadores podrían, con sus votos, elegir a sus concursantes favoritos, decidiendo quién sale y quién se quedaba en aquella casa de Soto del Real. Votos que se emitían, eso sí, previo pago, a través de llamadas y mensajes de tarificación especial. Una costumbre que vino para quedarse, y que se instauró en otros realities como Supervivientes, o en el reciente Secret Story: La casa de los secretos. Sin embargo, esto ha comenzado a ponerse en el punto de mira, pues en otros concursos de otras cadenas (y en realities de otros países) los votos son gratuitos a través de apps o de la página web oficial.

Los finalistas de 'Secret Story' con sus números de teléfono
Los finalistas de 'Secret Story' con sus números de teléfono

La liebre la destapó este jueves la madre de Sandra Pica, la última expulsada. Criticó el sistema de votación del programa, el cual catalogó de injusto. Le resultaba llamativo que en las encuestas gratuitas los expulsados fuesen unos, y que a la hora de la verdad, saliesen otros. Y pidió que Secret Story fijase sus ojos en Italia: allí el Grande Fratello, o lo que es lo mismo, Gran Hermano, puede votar quién se va de forma gratuita. “Hay que cambiarlo para que toda la gente vote con el mismo derecho, no la que pone dinero”, pidió Sonia Pica.

Al principio Jorge Javier Vázquez, el presentador, se tomó esta petición con humor, pero luego cambió el tono, y reprochó a Sonia que se quejase del sistema de votos cuando su hija sale expulsada, pero que mientras se salvaba le parecía bien. “Todos saben cuál es el método de votaciones cuando se entra en un reality”, espetó el de Badalona.

Sin embargo, aquí hay una reflexión digna de analizar.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Lo cierto es que resulta llamativo que hasta ahora Mediaset nunca haya hecho un reality con votaciones gratuitas. Y eso que en nuestro país sí que hay concursos que permiten elegir a tus favoritos sin ninguna clase de coste, como por ejemplo, Operación Triunfo en sus tres últimas temporadas.

Para ganar un programa como Secret Story o Gran Hermano es importante contar con una base de seguidores muy sólida, que esté dispuesta a hacer cadenas de pago para salvarte o encumbrarte. Por norma general los familiares más directos del participante crean líneas telefónicas específicas para votar, y los admiradores del concursante pueden aportar el dinero que quieran para que desde ahí se vote.

Los fans encargados de hacer las recargas intentan dar toda la transparencia posible al dinero recibido, por ejemplo, grabándose durante horas mientras usan el saldo para votar, o emitiendo los comprobantes a través de Twitter.

Al hacer que los votos sean de pago el programa convierte el destino de los favoritos (o de los más odiados) en un auténtico negocio. Si quieres seguir viendo a tal concursante en la casa donde todo se ve y se oye, o en la isla de turno, tendrás que pasar por caja. En el caso contrario no tendrás derecho a quejarte, y habrá que apechugar con las consecuencias. Podrás votar en encuestas gratuitas, sí, pero sin validez ninguna, porque luego encima no coincide con el resultado final. Estarás perdiendo el tiempo, en definitiva.

Como bien dice la madre de Sandra, ¿acaso no tiene derecho a votar una persona que ve el programa, pero no va tan sobrado de dinero como para enviar SMS a números de tarifa especial? ¿No es algo elitista, y más en estos tiempos que corren? Es decir, puestos a debatir el asunto, ¿no terminan saliendo más beneficiados los personajes que acumulan fans por sus pasos en otros programas? Como Adara o Luca a través de su hermano Gianmarco, que mueven montañas en redes, en lugar de personajes que quizás gustan al público pero no tienen esa motivación fan de gastarse el dinero aunque disfrute del programa.

Además de que este tipo de votación vivió su polémica en 2021. En la final de Supervivientes muchos espectadores se quejaron de cómo se anunciaba un fallo al votar por Gianmarco Onestini y Melyssa Pinto, mientras que si se votaba a Olga Moreno no había ningún problema y el apoyo quedaba registrado a la primera.

A Secret Story: La casa de los secretos le quedan solo unos días en emisión. El próximo martes será la semifinal, y el jueves la gran final. Pero Telecinco ya trabaja en un nuevo reality de cara al próximo enero, el cual estará presentado por Carlos Sobera y no por Jorge Javier Vázquez, tal como ha adelantado YoTele. Y sería muy interesante que en ese formato, que todavía desconocemos, cambien un poco las cosas, y se instaure un sistema gratuito de votación. Igual eso permitiría mejorar las audiencias, pues Secret Story ha sido un poco decepcionante en ese sentido, pues ninguna de sus galas ha superado la barrera de los dos millones de espectadores.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente