'Secret Story' dejó demasiadas pistas al descubierto sobre el destino de Adara

·8 min de lectura

Lo que vivimos este jueves en la gala de Secret Story es lo que nos merecemos como espectadores. El duelo estrella entre Adara y Cristina provocó tal expectación que aquello parecía la final más que un programa más. Dos pesos pesados, primero amigas convertidas en rivales, se veían las caras para medir su fuerza en el nuevo reality de Mediaset. Todo iba perfecto hasta que descubrimos que Adara era la expulsada mucho antes de que Jorge Javier Vázquez abriera el sobre.

Varios errores de cálculo y unas pistas muy reveladoras nos pusieron en bandeja el resultado final provocando el enfado de muchos e incluso sospechas de un posible tongo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Aún así, he de decir que la emoción estuvo presente hasta el último segundo del programa. Y para prueba las audiencias de este jueves que coronan a Secret Story no solo como el programa más visto con diferencia, sino también como la segunda gala más fuerte de su edición con un 17.8%. Nada mal teniendo en cuenta que nos desinflaron el globo prácticamente desde el principio al destapar, sin querer ni creo que intención alguna, que Adara se iba a su casa.

Después de ver el interminable beso de Luca y Cristina en el baño que tanto ha tardado en llegar, pensaba que este iba a ser el tema de la noche. La parejita se ha hecho de rogar y ha dejado pasar casi tres meses para por fin sucumbir al deseo. Desde luego, valor tienen y autocontrol también. El beso más esperado por fin se daba a escondidas de todos pero delante de toda España en sus casas. Un motivo que todos celebraron a bombo y platillo en plató, unos desde la burla, otros desde el romanticismo. Sin embargo, el que se supone que iba a ser el asunto estrella, se pasó muy por encima y sin el protagonismo que merecía. Al menos así lo sentí yo. Parece que había otras cosas que tenían mayor prioridad, todas ellas relacionadas con Adara.

El primer paso que hizo saltar las alarmas y que fue de lo más comentado en redes, incluso tendencia, fue Gianmarco, o más bien, su ausencia. No se pierde ni una gala, siempre está al pie del cañón defendiendo a Luca y este jueves, cuando más le necesita su hermano para defender a su chica, no está. ¿Por qué? Se preguntarán muchos. Pues lo primero que se le viene a uno a la cabeza es Adara. Antes de que el expulsado se dé a conocer, muchos de los allí presentes ya saben, no sabemos cómo, quién es. El nombre de Adara ya pululaba durante toda la semana en el ambiente, así que es fácil deducir que para evitar un encuentro incómodo con ella, el italiano prefirió ver los toros desde la barrera. Eso sí, al tanto estuvo, porque nada más escuchar su nombre, el que fuera su novio escribió un irónico "hasta luekkko" en su perfil de Twitter. Estaba claro que no quería tener enfrente a su ex y entrar en polémicas constantes, al menos no esta noche.

Pista número dos: la presencia de Rodrigo en plató. Aunque el novio de Adara prefirió quedarse detrás de las cámaras, Jorge Javier aprovechó este momentazo y se acercó al susodicho para darle la bienvenida y preguntarle por su chica. Estaba atacado de los nervios y se notaba a la legua que estaba allí porque se olían que Adara era la que salía. El programa pudo haber evitado contar ese detalle de su presencia en la gala, pero ver allí a su pareja generaba morbo y había que explotarlo, como es lo normal. Un gesto que nuevamente nos reveló que Adara peligraba, y mucho. Cuando se está seguro de que la persona tiene el apoyo del público y no corre peligro no hay tanta gente en plató esperándote.

El siguiente en hacer acto de presencia fue su padre, Jesús Molinero. La figura paterna de Adara con quien llevaba dos años sin hablarse hizo doblete anoche. Primero en la casa, donde la abrazó a través de un muro transparente y plásticos y le dijo cuánto la quería. Más tarde, en plató, donde pidió expresamente estar después de este encuentro tan emocionante, ¿por qué? Pues porque todo apuntaba a que su hija no dormía en la casa. Jorge Javier Vázquez anunció que así lo había pedido Jesús después de ver a Adara, quería estar allí a toda costa a pesar de haber estado con ella minutos antes. Uno no hubiese esperado esta reacción teniendo en cuenta la mala relación que tiene con su ex Elena Rodríguez, madre de sus dos hijos, también en la gala. Aún así, allí se plantó. Curioso e igualmente revelador.

No hace falta ser un ingeniero en matemáticas ni Freud para interpretar los datos. Tantas señales nos dieron la respuesta mucho antes de que el presentador leyera la respuesta del sobre. Otro dato importante lo dio Miguel Frigenti. El colaborador de Sálvame dejó claro que quien se iba era Adara, no tenía la menor duda. Analizando los datos tan igualados (casi hubo sorpasso) y atando cabos, el periodista hizo su predicción con su amiga del alma delante y con mucha pena por el cariño que les une. También porque se queda más solo que la una y sin su apoyo fuerte en la casa. En realidad y sin él buscarlo, este duelo de divas fue lo que le salvó a él de la expulsión. Recordemos que Frigenti estaba nominado con ellas y fue salvado el martes, daba más morbo ver a ambas en la palestra.

No ganó el beso pero sí Cristina, todo hay que decirlo, por los pelos. Si el programa llega a dejar media hora de votos, lo más seguro es que hubiera habido sorpasso. Los datos se fueron moviendo durante toda la gala quedando a apenas una diferencia de un 2%. El hecho de que se parasen los votos a las 12.30 de la noche provocó un enfado brutal en los seguidores de Adara quienes acusan de tongo al reality. Consideran que han remado a favor de Cristina y que les convenía que ella se quedase dentro. Yo no me atrevo a ir tan lejos, hablar de tongazo son palabras mayores, pero sí creo que en algunas ocasiones se rema muy a favor de esta concursante que tiene toda la pinta de estar entre las finalistas junto a su Luca.

Su historia de 'amor' tiene dividida a España. Muchos están enamorados de la carpeta de la edición, otros, también bastantes, aseguran que ese beso tan preparado y peliculero, no hubiese llegado si Cristina no hubiese estado nominada. Que era una forma de hacer espectáculo, ganar adeptos y evitar su expulsión. Todo puede ser pero antes de llegar a una conclusión necesito ver cómo evolucionan estos días después del momento en el baño. Si siguen ocultando sus besos a sus compañeros como hasta ahora y no dan rienda suelta a sus necesidades físicas naturales, voy a tener que unirme a la teoría de la fake carpeta. La pasión y el amor no se pueden controlar. De momento me abstengo hasta nueva orden. Lo que es evidente es que sin Adara en la casa están mucho más relajados, ellos y todos. Ella era las que le tenía alerta y les llevaba al límite, a ver ahora qué concurso nos espera.

Esa es otra. Aunque en ocasiones insoportable y desmedida, Adara nos ha hecho el reality más jugoso. Sin ella creo que hubiese perdido todo el interés de verlo. Sus broncas, sus salidas de tono, sus peleas con toda la casa, sus lágrimas y dramas interminables han dado vida a un show que se queda cojo y débil. También es cierto que su segunda expulsión (ella fue repescada) denota cierto cansancio del público hacia esa manera suya tan intensa de vivir la cosas. No todo han de ser malos rollos y gritos, pero con ella esa es la hoja de ruta. Adara engancha, pero también agota. Su perfil en televisión, mejor dicho en Telecinco, es el más rentable, pero se percibe cierto desgaste y cansancio. Sin ella la casa bajará la intensidad y los decibelios, pero también auguro que no va a ser fácil remontar, se echarán de menos sus momentos políticamente incorrectos. Tenemos puestas todas nuestras esperanzas en Frigenti, quien ha recibido la antorcha de Adara y promete broncas monumentales con Luca y Cristina, los que un día fueran sus mayores aliados.

Mientras todo esto llega y seguimos pendientes del 24 horas, solo espero que en la próxima expulsión sean menos evidentes con las pistas. La verdad es que no lo tenían fácil con este par de mujeres de armas tomar. Quizás lo hicieron a propósito para que nos hiciéramos a la idea de que su pieza clave era la siguiente en abandonar. No lo sabremos nunca. Con Adara fuera pierden ellos y el reality. Veremos si la carpeta logra superar las expectativas que han puesto en ella. Yo lo dudo.

Más historias que te puedan interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente