¿Se nos cae más el cabello en invierno?

Foto: Doucefleur/istock

Muchas personas sienten que pierden más cabello durante el invierno. ¿Acaso las bajas temperaturas influyen en la caída del pelo? ¿O se trata de una simple coincidencia?

La Dra. Naissan O. Wesley, dermatóloga y asesora científica de Arbonne, nos cuenta que el cabello crece en ciclos. “Hay una fase de crecimiento llamada anágeno, una fase intermedia llamada catágeno y una fase de reposo donde el pelo se desprende, denominada telógeno. Algunos estudios han demostrado que el cabello puede comenzar su fase de reposo en verano y demorar aproximadamente 100 días en desprenderse, lo que da como resultado que se caiga más durante los meses de otoño e invierno. Una vez que se cae, la fase de crecimiento comienza nuevamente”, aclara.

Sin embargo, la Dra. Susan Massick, dermatóloga del Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio sostiene que el hecho de que se caiga más cabello durante el invierno “es más anecdótico de lo que se ha demostrado científicamente”. 

“Algunas personas pueden sentir que su cabello crece más rápido en diferentes momentos del año y otras, que se cae más en otros momentos. Pero no hay datos científicos que demuestren que ese sea el caso. El cabello crece y se desprende de acuerdo con su ciclo de vida, pero no depende del clima o las estaciones”, enfatiza.

Según la Dra. Naissan O. Wesley, quienes sienten que tienen más cabello en verano y pierden más en invierno tendría una ventaja, pues es mejor que el cuero cabelludo esté cubierto durante los meses de calor para proteger la cabeza del sol. 

También te puede interesar: Cómo evitar la caída del cabello: hablan los expertos

Qué hacer si pierdes cabello en exceso

Si bien es normal perder hasta 100 cabellos al día, la caída excesiva presenta un problema para las personas. Por lo tanto, esto es lo que deberías hacer, según la Academia Americana de Dermatología (AAD, por sus siglas en inglés):

  • Haz una cita con un dermatólogo. La pérdida de cabello tiene muchas causas. Cuanto antes la encuentres, mayores serán tus posibilidades de obtener los resultados que deseas.

  • Lava y acondiciona tu cabello con cuidado. El cabello que se afina o se cae es frágil y se daña fácilmente. Por lo tanto, usa un champú suave y luego, aplica un acondicionador humectante. Por último, utiliza un desenredante sin enjuague, pues ayuda a reducir el quiebre, las puntas abiertas y el frizz. 

A la hora de secar el cabello, en lugar de usar un secador, envuelve el cabello en una toalla de microfibra para que se seque.

  • Evita los colorantes, permanentes, alisadores químicos y otro tipo de tratamientos caseros. Si deseas utilizarlos, busca un salón que se especialice en el servicio que deseas y que tenga profesionales que sepan cómo examinar tu cuero cabelludo y cabello para encontrar el producto adecuado para ti.

  • Limita el uso de rizadores, planchas y peines calientes, ya que calientan tu cabello, lo que puede debilitarlo.

  • Evita usar el cabello bien recogido en un moño, cola de caballo, coletas o trenzas. El uso frecuente de un peinado que tira de tu cabello puede causar un tipo de pérdida de cabello llamada alopecia por tracción.

  • Si fumas, deja de hacerlo, pues causa inflamación en todo el cuerpo, lo que puede empeorar la pérdida de cabello.

  • Come sano. Si no obtienes suficientes nutrientes, como hierro o proteínas, esto puede provocar la caída del cabello. Del mismo modo, comer muy pocas calorías todos los días también puede causar una pérdida de cabello significativa.

  • Antes de recurrir a un suplemento para hacer crecer tu cabello, averigua si estás tomando suficiente cantidad de ciertas vitaminas o minerales. Un análisis de sangre puede indicarte.

    También te puede interesar: Todo lo que necesitas saber sobre la caída de cabello

Si tienes alguna duda sobre el tema, consulta con un especialista de la salud.