Savall denuncia la “incompetencia monstruosa” en España hacia la música

·4 min de lectura

Ámsterdam, 5 may (EFE).- El director de orquesta Jordi Savall cree que en España “hay mucha gente que es consciente de la importancia de la música”, pero denuncia, en una entrevista con Efe, que “no se considera un patrimonio nacional” y que, durante años, hubo “una incompetencia monstruosa” de los gobiernos españoles hacia la misma.

En un encuentro en la sala de conciertos Muziekgebouw de Ámsterdam, Savall lamentó que se está dejando a la música “como el último eslabón perdido y eso es muy grave” porque con su “patrimonio musical fabuloso del Medievo y el Renacimiento, con sus culturas históricas como Al Ándalus, con su expansión al mundo en Sudamérica y en Europa, España tendría capacidad de hacer con la música un elemento de embajador universal”.

Sin embargo, lamenta que esta es una oportunidad perdida y subraya el papel que le hubiera gustado que España jugara como un “mediador fabuloso en el Mediterráneo con las culturales judías, árabes y cristianas” porque lo lleva en su “genética histórica” como país.

“La música no se considera patrimonio nacional. Se valoran solamente los manuscritos, las partituras, las hojas. Una obra musical no se valora y es un absurdo tremendo. Es como si dijéramos que una partitura de Bach tiene valor, pero no la música en sí. Ha habido siempre una incompetencia monstruosa con el hecho de que ningún ministro de Cultura en España ha tenido mínimamente una cultura musical”, explica.

En su punto de vista, la cultura “no ha tomado el espacio que le correspondía” en España, quizás solamente en el cine, que es “una cultura más popular y difundida, pero no somos conscientes, sobre todo a nivel musical, que llevamos siglos de retraso”, incluido por la falta de atención a esta asignatura en las escuelas.

“Hay una confusión que viene de pensar que solo se estudia música si se quiere ser músico, si no quieres ser músico, no hace falta. Es como si dijéramos que no hace falta que estudies gramática y lengua si no tienes que ser escritor. No. Saber hablar bien tu lengua es un fundamento para tu educación, independiente de lo que vayas a ser”, señala.

Savall entiende que la música es “un lenguaje de base que nos ayuda a ser más felices” y si se hace un viaje al pasado, en épocas en las que no existía ni la radio, ni las grabaciones, dice, “todo el mundo sabía cantar un poco o tocar algún instrumento musical, en los pueblos de toda Europa, porque era la única forma de tener música”.

“Solamente los nobles y los reyes podían alquilar músicos y pagarles para que hicieran música. Si lees el Quijote te das cuenta de hasta qué punto la música está en la vida cotidiana de las gentes, y esto era fundamental. Y aún lo tenemos un poco. En España aún hay una tradición musical fuerte”, agrega.

Savall añade que la pandemia ha afectado a este sector, especialmente a los músicos independientes, puesto que las orquestas sinfónicas y los teatros, que han sufrido por no poder acoger espectadores, dice, han tenido “subvenciones importantes” para continuar pagando a los músicos y sobrevivir.

“Pero los músicos independientes, sean de música clásica o barroca, hemos estado a cero. Hemos sobrevivido con algún ERTE. En nuestra fundación hay más de 15 personas que trabajan y tienen salarios, y en la pandemia hemos tenido que poner en ERTE a una parte importante. Esto ha afectado también a las salas de conciertos, que pagan menos ahora, y tenemos que aceptar dinero que no cubre gastos de un concierto”, informa.

Advierte de que esta es “una situación insostenible” y anuncia que está intentando convencer al Ministerio de Cultura en España para “que sea consciente de que los grupos que llevan el nombre de España al mundo deberían tener un soporte: no es lógico que solo se subvencionen las orquestas y los teatros de ópera que hacen música de 1800 hasta nuestra época, y se deje los 800 años anteriores olvidados”.

Enumera como “patrimonio espectacular, bonito y accesible” los trabajos de Tomás Luis de Victoria (1548-1611), Cristóbal de Morales (1500-1553), Francisco Guerrero (1528-1599), así como el Codex de Las Huelgas o los Cancioneros del Siglo de Oro.“No le llego a hacer comprender a los políticos el valor de este patrimonio intangible con valor incalculable”, dice.

Además de debutar en la Concertgebouw de Ámsterdam, Savall también escuchó el pasado fin de semana las audiciones de jóvenes europeos que quieren formar parte de un proyecto subvencionado por Europa Creativa, que busca crear una orquesta diversa que contará con un 50 % de músicos jóvenes, una mitad mujeres y participantes de 20 países europeos.

Imane Rachidi

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente