Y después de Sasha... Milan también acompaña a Gerard Piqué al trabajo

Loading the player...

 

Si hace tan solo unas semanas era Sasha quien viajaba hasta Madrid para acompañar a su su padre, Gerard Piqué  en la presentación de la campaña medioambiental 'Top Ten por el mundo', ahora ha sido su hijo mayor, Milan, quien ha acompañado al central del Barcelona y presidente del grupo Kosmos, la empresa que ganó hace un año la organización de la Copa Davis, a la presentación de este torneo, que se celebrará en la capital,del lunes 18 al domingo 24 de noviembre.

VER GALERÍA

Gerard Piqué y su hijo Milan

Vestido con ropa deportiva, Milan, quien el próximo mes de enero cumplirá siete años, se ha mostrado muy atento a las explicaciones de su padre, quien se ha mostrado muy cariñoso con el pequeño, cogiendole de la mano y acariciándole la cabeza con dulzura en numerosas ocasiones. Y es que su hijo mayor ha heredado su pasión por el deporte y además de gustarle mucho el fútbol, también ha demostrado ser muy aficionado al tenis, deporte que esta aprendiendo a dominar en su tiempo libre. 

VER GALERÍA

Gerard Piqué y su hijo Milan

Padre e hijo vivieron así una jornada muy especial, en la que Gerard confesó estar algo nervioso,pues esperaba que fuera todo un éxito el nuevo formato de la competición diseñador por su empresa. “Estoy un poco nervioso pero confío en que todo salga bien. Soy una persona muy optimista. Lo que espero es que se vea un gran espectáculo tenístico, que el torneo se decida en el partido de dobles, con tie break, que haya fair play y que no haga mucho frío en Madrid esos días” afirmaba el futbolista. 

VER GALERÍA

Gerard Piqué

Los dos grandes ausentes a este vento de presentación fueron Shakira, y el pequeño Sasha, de cuatro años. La cantante acaba de confesar que sufrió una fuerte depresión hace dos años cuando tuvo que posponer su gira El Dorado Tour debido a una hemorragia en las cuerdas vocales, de las que ya está totalmente recuperada. “No ha sido una experiencia positiva porque me convertí en una persona muy pesimista. Estaba amargada y era imposible estar cerca de mí” ha declarado la cantante en una entrevista a The Guardian. Aun así, Gerard Piqué no se separó ni un solo momento de ella e hicieron frente juntos a esta crisis. “Él bromeaba con eso de que los hombres siempre quieren que su mujer se quede callada, pero cuando tenía que hacerlo, él se sentía como esos presos que salen de la cárcel y no saben qué hacer en libertad” explicaba la cantante, quien ahora celebra hablar de todo esto en pasado.