Sarah Paulson y su nuevo corte de pelo pixie con flequillo que más favorece a partir de los 45 años

·2 min de lectura
Photo credit: Dia Dipasupil - Getty Images
Photo credit: Dia Dipasupil - Getty Images

Sarah Paulson se ha convertido con el paso de los años en todo un ejemplo de belleza versátil. Sin miedo a ninguna tendencia, la protagonista de varias temporadas de la antología televisiva American Horror Story ha demostrado sobre la alfombra roja de la segunda entrega de los premios HCA TV Awards: Broadcast & Cable celebrada en el hotel Beverly Hilton en Beverly Hills (California) que sigue siendo la reina del cambio.

Sarah ha dicho adiós a su pelo rubio corto para abrazar un nuevo color, el castaño cobrizo, y un nuevo corte de pelo: el pixie con flequillo.

Photo credit: Rodin Eckenroth - Getty Images
Photo credit: Rodin Eckenroth - Getty Images

Un corte de pelo y una tonalidad de cabello que favorecen mucho a partir de los 45 años porque encuadra la cara y potencia mucho más las facciones. Además, Sarah también se ha hecho muy popular por su cuidada tez blanca y el marrón cobrizo es un color ideal para este tipo de pieles.

Photo credit: Rodin Eckenroth - Getty Images
Photo credit: Rodin Eckenroth - Getty Images

El pelo pixie nació como símbolo de las garçonnes francesas, mujeres que reivindicaron sus derechos, y la igualdad de género en los años 20 y 30 en Francia y fue evolucionando hasta convertirse en una de las tendencias de belleza más andróginas, modernas y revolucionarias cuyo legado continúa vivo hoy.

Cómo cuidar el corte pixie

Los problemas que surgen con el pelo largo –escamación, acumulación de grasa o huecos inesperados– se aprecian más con un corte de pelo pixie. Para evitar que a primera vista se pueda visualizar alguno de estos problemas, deberás escoger con precisión productos y tratamientos de limpieza que te garanticen una salud óptima para tu cabeza.

El pelo corto a menudo tiende a tener demasiado volumen por lo que para evitar el efecto casco deberás rebajarlo con productos especializados para ello. Puedes jugar con flequillos de bebé, con rizos en la zona delantera de tu peinado y pedir consejos a tu peluquero para conocer cuál es la forma que mejor sienta a tu rostro.

Un crecimiento no deseado, un remolino en un bad hair day o una capa inesperada pueden arruinar rápidamente este corte de pelo. Si decides apostar por el pixie deberás acudir cada mes a la peluquería para retocar esas pequeñas imperfecciones que pueden derivar en grandes desastres.