Sarah Ferguson sigue viviendo un cuento de hadas con el príncipe Andrés

·1 min de lectura
Sarah Ferguson credit:Bang Showbiz
Sarah Ferguson credit:Bang Showbiz

Los duques de York son conocidos como los divorciados mejor avenidos del Reino Unido porque en la actualidad aún viven juntos en la residencia real Royal Lodge, ubicada en los terrenos del castillo de Windsor, y a menudo se especula con la posibilidad de que hayan decidido darse una segunda oportunidad debido al frente unido que presenta ante el resto del mundo.

La antigua esposa del príncipe Andrés es muy consciente de la curiosidad que genera la naturaleza exacta de su relación y ella misma contribuye a avivarla al afirmar que la suya sigue siendo una historia de amor en toda regla, aunque sea poco convencional.

"Creo que el amor que yo siento por él, y él por mí, es muy diferente al que comparte la gente normal. Nos queremos y nos respetamos muchísimo el uno al otro. Es cierto que se trata de nuestro propio cuento de hadas y vivimos nuestra vida, de la forma que nos gusta, con un respeto absoluto hacia el otro", ha asegurado en una entrevista al programa italiano 'Porta a porta'.

Pese a que han pasado casi dos décadas desde su separación oficial del hijo de Isabel II, Sarah sigue recordando el día de su boda en la abadía de Westminster como el más feliz de su vida e insiste en que apoya por completo al padre de sus dos hijas en el delicado momento que atraviesa actualmente debido a las acusaciones de abuso sexual que se han realizado en su contra y a su amistad con el empresario Jeffrey Epstein, que se suicidó en prisión antes de que pudiera ser juzgado por tráfico y explotación sexual de menores.

"Es un gran hombre, muy amable, es un padre brillante y ahora también es un abuelo maravilloso", ha asegurado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente