Sarah Ferguson protagoniza el vídeo más divertido de la semana

Por Diezminutos.es
Photo credit: Gtres

From Diez Minutos

  • Sarah Ferguson vuelve a dar muestras de su gran sentido del humor.
  • La duquesa de York se paseó por el aeropuerto de Pekín subida a una maleta motorizada.

La duquesa de York ya no forma parte de la familia real británica pero lo cierto es, que tras un tiempo alejada de los focos, Sarah Ferguson ha regresado a la vida pública totalmente integrada en ella.

De hecho, sigue acompañando al príncipe Andrés a muchos eventos y fue una de las invitadas del príncipe Harry en su boda con Meghan Markle el 19 de mayo de 2018. De hecho, su ex marido la felicitó el cumpleaños en su cuenta oficial de Instagram con una entrañable foto familiar con sus hijas. Y es que Sarah conquistó a los británicos por su carácter sencillo, campechano y sobre todo, por su gran sentido del humor.

A sus 60 años recién cumplidos, Sarah Ferguson ha vuelto a dar muestras de esa espontánea forma de ser y ha sido el tema de conversación de muchos británicos ayer y hoy.

Sarah ha estado en China y cuando se encontraba en el aeropuerto de Pekín para volver a casa, sorprendió a todos compartiendo un vídeo en sus redes sociales que nadie se esperaba.

Y es que la nueva maleta de Sarah Ferguson tiene motor y ni corta ni perezosa decidió darse una vuelta subida a ella por la zona de check-in del aeropuerto, dejando con la boca abierta a todos los que allí estaban.

Incapaz de contener su risa, la madre de las princesas Eugenia y Beatriz daba vueltas sentada sobre su nueva maleta mientras intentaba permanecer con una postura elegante.

Citando el famoso poema de Kipling, 'If', Sarah escribía en su Instagram junto con el divertido vídeo: "Cuando estés en el aeropuerto de Beijing ... 'If you can keep your head when all about you, are losing theirs and blaming it on you' (Si puedes mantener la cabeza en su sitio cuando todos a tu alrededor la pierdan y te culpen a ti) ... ¡ve a buscar una maleta scooter! "

El vídeo tiene ya más de 104.000 reproducciones y es que nadie ha podido evitar sonreír viendo como Sarah casi se cae intentando mantener el tipo y la risa.