Sarah Ferguson niega haberse ofrecido como consultora para 'The Crown'

Sarah Ferguson, duquesa de York credit:Bang Showbiz
Sarah Ferguson, duquesa de York credit:Bang Showbiz

Hace ya más de un año que salió a la luz una sorprendente teoría que afirmaba que Sarah Ferguson, exmujer del príncipe Andrés, se había puesto en contacto con la productora responsable de la serie 'The Crown' a fin de ofrecerles sus servicios como consultora.

Su objetivo pasaba por dotar de mayor rigor histórico a una producción que, en tiempos recientes, ha recibido numerosas críticas por ficcionalizar, en exceso a juicio de algunos, los entresijos de la familia real británica. Según el diario Daily Mail, que ha retomado este asunto en uno de sus últimos artículos, la duquesa de York estaba convencida de que su "valiosa experiencia" al respecto podría ayudar a los guionistas a modelar adecuadamente su personaje y varios de los temas tan delicados que trata la ficción televisiva.

El regreso de estos rumores a la primera línea de la actualidad ha obligado a Sarah a salir a la palestra para aclarar supuestos malentendidos. Por medio de su representante, la que fuera amiga íntima de la fallecida Diana de Gales ha negado con rotundidad cualquier implicación directa o indirecta en la serie creada por Peter Morgan, explicando que la duquesa simplemente se puso en contacto con uno de los productores para proponerle una adaptación televisiva de su novela 'Her Heart for a Compass', publicada en agosto de 2021.

"La Duquesa estuvo en contacto con Andy Harries, que produce 'The Crown', el año pasado y hablaron de la posibilidad de adaptar su novela para una serie de televisión. Pero no hablaron de 'The Crown' ni se sugirió la idea de que ella podía ayudar a la serie de una u otra manera. Esa idea sí se trató, de forma separada, por un amigo mutuo, pero no fue desarrollada por ninguna de las partes", ha señalado el agente de Sarah Ferguson.

Las fuentes citadas por el Daily Mail, procedentes de la compañía Left Bank Pictures, ofrecen una versión muy diferente de la historia. "Trató de hablar con ellos en repetidas ocasiones, tanto por teléfono como por email. Quería ofrecerles consejo y orientación, así como información de contexto, y llegó a decir que su visión privilegiada de la situación haría de ella una consultora de valor incalculable para la serie", reproduce el rotativo británico.

Sin embargo, un confidente del círculo cercano a Sarah Ferguson ya indicó en ese momento que la autora solo estaba dispuesta a brindarles una "mirada íntima" sobre su vida, de forma desinteresada y sin remuneración de por medio. "No se habló de tarifas y solo se ofreció a proporcionarles algunas claves para el desarrollo de su personaje", apuntaba la fuente.