Sarah Ferguson estrena el vestido de escote cruzado que favorece a todas las edades

·2 min de lectura
Photo credit: Daniele Venturelli - Getty Images
Photo credit: Daniele Venturelli - Getty Images

A pesar de los turbulentos tiempos que vive el príncipe Andrés, Sarah Ferguson ha sabido mantenerse al margen y disfruta de uno de sus momentos de mayor tranquilidad: está volcada en sus recomendaciones de literatura infantil en Instagram, disfruta de su faceta de abuela y acude a algunos actos sociales en los que, indudablemente, llama la atención, tal y como sucedió ayer en el Festival de Cine de Venecia. La exnuera de Isabel II acaparó toda la atención sobre la alfombra roja con un vestido verde perfecto para un look de invitada.

La duquesa de York recurrió a uno de sus colores fetiche, el verde botella, para desfilar por la alfombra roja en la première de la película The son y para acudir a la gala amfAR. Sarah apostó por un diseño firmado por Reem Acra con una silueta especialmente favorecedora para todas las edades. La clave de este vestido largo y con mangas abullonadas está en el escote cruzado que se ajustaba a la cintura con un broche de piedras de distintas colores que también adornaba las mangas.

Photo credit: Stefania D'Alessandro - Getty Images
Photo credit: Stefania D'Alessandro - Getty Images

Un vestido especialmente favorecedor para mujeres de todas las edades que concentra la atención en el escote y que en esta ocasión fue una opción acertada para la noche, pero también es perfecto para los vestidos más casual y de día. Además, Sarah Ferguson lo combinó de manera diferente para ambas citas.

Si para pisar la alfombra roja se decantó por unos sofisticados peep toe negros con un broche de mariposa en la puntera, para la gala amfAR decidió ir más cómoda luciendo un modelo de zapatos que nunca falla: las bailarinas negras de piel con puntera de charol de Chanel. Sarah Ferguson también apostó por un peinado diferente para cada cita.

Photo credit: Ernesto S. Ruscio - Getty Images
Photo credit: Ernesto S. Ruscio - Getty Images

Para la alfombra roja, dejó suelta su característica melena pelirroja, que lució ligeramente ondulada, mientras que en la gala recurrió a un sencillo semirrecogido. Con un maquillaje suave con el que cedió todo el protagonismo a sus ojos con una paleta de sombras en tonos verdes, Sarah Ferguson dejó claro con este vestido cruzado cuál es el escote más favorecedor y un comodín seguro para los looks de invitada de la temporada de otoño-invierno que está a punto de comenzar.