Sara Sálamo tiene las sandalias planas perfectas para caminar este verano

·2 min de lectura
Photo credit: Beatriz Velasco - Getty Images
Photo credit: Beatriz Velasco - Getty Images

Mucho se ha hablado en los últimos años sobre si las sandalias pueden sustituir a unas buenas zapatillas para andar. Y la respuesta es unánime: sí, siempre y cuando cumplan con una serie de requisitos que, precisamente, cumplen a la perfección las sandalias planas de Sara Sálamo que ha metido en su maleta para viajar hasta Saint-Tropez con Isco Alarcón y sus hijos.

La pareja está disfrutando de unas más que merecidas vacaciones y la actriz e influencer ha aprovechado las mismas para compartir una imagen sin filtros en la que nos muestra el look ganador para una jornada de turismo en la que ir de un sitio a otro sin mucho tiempo para descansar es la tónica general. "Ni un retoque tiene esta foto. Una cámara analógica, un atardecer, un rayo de sol decorando la estampa y la bonita mirada de mi chico favorito. Me gusta mucho", ha escrito junto a la fotografía.

Además del vestido largo con escote halter que le favorece muchísimo no hemos podido evitar fijarnos en las sandalias planas con correas ajustables en empeine y tobillo que hacen de este diseño un auténtico todoterreno para 'patear' cualquier ciudad este verano. El otro aliciente perfecto de este diseño es que es plano pero tiene la suficiente superficie de apoyo del pie para que el impacto sobre el asfalto sea menor.

Una de las claves para que el calzado plano sea realmente cómodo y no nos duelan los pies tras horas caminando es que cuenten con una suela resistente de al menos 3 centímetros, medida que en el caso del modelo que luce Sara se cumple a rajatabla. En cuanto al agarre con correas es mucho mejor que con tiras finas dado que proporciona una mayor sujeción. Esto es fundamental para no suframos torceduras de tobillo y de ahí que Sara haya apostado también por un diseño que se ata al tobillo.

¿Cómo elegir el mejor calzado plano para este verano?

Lo fundamental a la hora de elegir cualquier calzado sin tacón es pensar sobre qué superficies lo vamos a utilizar y para qué ocasión. Por ejemplo, una sandalia pala que no tiene sujeción al tobillo podría servirnos para acudir a una comida o a una cena, pero no para dar un largo paseo. La clave estaría, aunque pueda parecer obvio, en utilizar el sentido común. A mayor cantidad de pasos que vayamos a dar, mayor tendrá que ser la sujeción que busquemos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente