Sara Sálamo demuestra sus dotes como peluquera 'amateur'

Sara Sálamo ha hecho del flequillo largo y tupido una de sus señas de identidad. La actriz canaria suele apostar por este estilo versátil y muy favorecedor que nunca pasa de moda. Tanto, que ha decidido probar a coger las tijeras, ponerse manos a la obra... ¡y cortárselo ella misma! Se trata de un pequeño retoque, pero lo cierto es que la intérprete de Brigada Costa del Sol se ha atrevido a demostrar sus dotes como peluquera amateur. "Bailaría kizomba durante horas, tras cortarme yo sola el flequillo", ha publicado junto con la imagen que ha compartido la artista, que acaba de celebrar el primer mes de su hijo Theo, pues se convirtió en madre por primera vez el pasado 11 de julio. 

Sara Sálamo

Lee también: 'Corte, color y tratamiento', los tres esenciales de la melena de Sara Sálamo

Así, la vemos con un flequillo recto y denso, que cae justo a la altura de la línea de sus cejas, combinado con su melena suelta y ondulada. A lo que no renuncia, por el momento, es al pelo largo, aunque quién sabe si se animará a seguir cortando por lo sano como muchas otras mamás hacen tras dar a luz. Como no podía ser de otra forma, las reacciones de sus seguidores no se han hecho esperar y son muchos los que han dejado comentarios positivos, entre otros los de Marisa Jara. "Yo también me lo corto sola. Te ha quedado muy kukiii", ha comentado la sevillana. "Guapísima. Más linda con tu nuevo flequillo", "No puedes ser más bonita", "Te ha quedado genial", "Si es que eres guapísima te hagas lo que te hagas, estás preciosa Sara" o "Contratada de refuerzo" son las frases que le han dejado algunos de sus fans. 

Sara Sálamo

Aunque se ha atrevido a retocarlo ella misma, lo cierto es que para mimar su pelo, Sara confía en su peluquero de cabecera, Alberto Cerdán, quien en una entrevista nos hablaba precisamente de su flequillo, uno de sus rasgo fetiche. “Es brutal, es su marca. Pocas veces la he visto sin flequillo y la veo mejor con él. Eso sí, es bastante entero, no tiene los lados muy largos. Se ve que es un flequillo, no es un estilo francés”, matizaba el estilista, a la vez que nos contaba que requiere de un mantenimiento cada 15 días. Tal vez ese es el motivo que ha llevado a la actriz a arreglarlo ella misma en estos días de agosto. ¡Maña no le falta!