Sara Gallego se perderá la pista cubierta por lesión: "Me da rabia porque iba a divertirme"

sara gallego se lesiona
Sara Gallego se perderá la pista cubiertaRodrigo Jiménez

Después de su verano más destacado, con dos récords de España (54,34s), unas semifinales mundialistas y el 4º puesto en el Europeo de Múnich en los 400 metros vallas, Sara Gallego no podrá prolongar su euforia atlética al invierno. Una rotura de algo más de 2 centímetros en el músculo isquiotibial le obliga a parar hasta la temporada del aire libre, donde tiene fijados sus grandes objetivos.

La barcelonesa calentaba el pasado sábado para correr su primera carrera de la temporada, de 200 metros, en un control en la pista de Sabadell y probaba una salida de tacos antes de la carrera cuando en la primera curva notó una subida del isquio y un desgarro. "Me hacía mucha ilusión hacer 200 metros, porque siempre en invierno había tenido alguna molestia en el isquio, pero esta temporada como no había problemas queríamos entrenar algo más de velocidad", explica Gallego, que quería probar en esta pista cubierta entre 200m (MP de 24,76s en 2018) y 400m (52,82s el año pasado), dado que su prueba no está en el programa.

"Estoy bien de ánimos, pero me da rabia porque la pista cubierta es guay, voy sin presión, a divertirme", cuenta Gallego, que se había puesto como objetivo subir al podio en 400m en el Campeonato de España de Madrid después de su segundo puesto el año pasado en Ourense y pelear con las demás cuatrocentistas por sumar las buenas marcas personales necesarias para meter el relevo 4x400m en el Europeo indoor de Estambul de marzo. "Hace poco [del 4 al 18 de diciembre] hicimos la concentración en Portugal y eso me dio un chute de motivación grande porque dijimos 'chicas, si corremos todas en marcas personales se puede ir y batir el récord de España'", recuerda.

Gallego se realizó este lunes una ecografía y aunque la imagen no se veía clara, la rotura no revestía mucha gravedad, y empezó a trabajar con el fisioterapeuta del CAR de Barcelona, Miguel Ángel Cos, con varias repeticiones de isométricos y estiramientos para cicatrizar la zona. La semana que viene empezará a entrenar incrementando el volumen progresivamente y en mes o mes y medio calcula que ya podrá acumular un trabajo que le servirá para el aire libre.

En dos meses estima que podría competir, aunque no habrá prisa, porque la temporada al aire libre no empieza hasta bien entrado abril y este año hay más tiempo, con el Nacional fijado a finales de julio.